Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Taylor Swift es más popular que la mayoría de programas de televisión

Taylor Swift le hace sombra a los espectáculos televisivos con mayor audiencia. Si las cifras apabullantes de las ventas de sus discos; de sus giras hasta la bandera; de su ristra de premios; y de sus millones de seguidores en redes no eran suficientes para demostrar su popularidad, ahora llega un estudio de Nielsen para terminar de corroborarlo.
Según el análisis realizado por la compañía holandesa para VEVO, hay más gente que visionó los vídeos de la cantante de Pensilvania que los programas de televisión con más audiencia.
Su videoclip de Bad Blood, estrenado el 17 de mayo del año pasado, obtuvo más seguimiento que el espacio con más audiencia de aquella jornada, la serie de la NBC NCIS: Los Ángeles, según adelantaba Variety. Esa semana, la pieza audiovisual fue reproducida 18 millones de veces y ahora mismo alcanza los 822 millones en YouTube.
La admiración que provoca la novia de Calvin Harris le ha convertido en el mayor reclamo de la Fórmula 1 en Estados Unidos. Los organizadores del Mundial, con Bobby Epstein al frente, se han propuesto acercar este deporte a los estadounidenses y han creado un macroevento para el 22 de octubre al que pondrá la guinda la intérprete de 26 años. El show tendrá lugar después de los entrenamientos oficiales del sábado en el circuito de Las Américas (Austin). Algunos expertos sostienen que hay muchas expectativas alrededor del enorme tirón de la estrella musical y de la repercusión que su espectáculo tenga en el reclamo que pretenden suscitar las grandes marcas de coches en el mercado de automóviles más grande del mundo.