Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Teatro Español estrena hoy 'Palabras malditas', de Eduardo Alonso

La Sala Margarita Xirgú del Teatro Español estrena hoy la obra 'Palabras malditas', escrita y dirigida por Eduardo Alonso, que permanecerá en cartel del 5 al 22 de mayo.
Según ha informado el propio Teatro, Sara Casasnovas interpreta el papel de Clara Campos, una renombrada poetisa mexicana de origen gallego que regresa a España en los años ochenta para recibir un importantísimo premio a las letras hispanoamericanas.
A su llegada concede, inusualmente, una entrevista a una joven periodista en la que confiesa su gran secreto: una parte importante de su poesía, la publicada bajo el seudónimo de Vicente Rincón, no es suya sino de una persona real, un poeta desconocido y represaliado en los años cuarenta.
'Palabras malditas' es un proyecto de montaje teatral que, partiendo de un texto de un dramaturgo vivo, Eduardo Alonso, y tratando en clave dramática un momento histórico de gran trascendencia como los años inmediatamente posteriores a la guerra civil española, se establece como una producción de una compañía de larga trayectoria: 'Teatro do Noroeste'.
RETRATO HISTÓRICO
Los acontecimientos suceden mientras las tropas alemanas entran en París, el 14 de junio de 1940, y los días posteriores. El espacio donde se desenvuelve la acción es en una casa señorial de la calle Panaderas de la ciudad de La Coruña. Concretamente en un salón de esta casa, inicialmente el saloncito del aparato telefónico, ahora transformado, provisionalmente, en un dormitorio para alquilar.
El edificio donde está este piso aún existe y tiene, en su fachada, unas grandes galerías de cristal tan típicas de esta ciudad. La casa, o mejor, el piso había pertenecido a unos médicos republicanos que tuvieron que huir con la guerra civil y la casa quedó en manos de la criada que la transformó en una pensión, para sobrevivir, pensión ilegal que daba techo a las chicas que hacían la calle en la próxima calle del Papagayo, centro de la prostitución en aquella época.
El texto está estructurado en siete escenas. Parte de la primera y parte de la última suceden en los años ochenta, en una terraza de una cafetería de la capital de España. El resto, en el espacio antes descrito, en los años cuarenta.