Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Teatros del Canal acogen las últimas funciones de Debate, una "descarnada" visión de la política española

Los Teatros del Canal acogen hasta el domingo las últimas funciones de 'Debate', una obra escrita y dirigida por Toni Cantó e interpretada por Pepe Ocio, Philip Rogers y Marta Flich que muestra una "descarnada" visión de la política española.
'Debate' constituye la realización de la promesa que el actor y director Toni Cantó hizo tras firmar su acta de diputado: regresar al teatro, "en una perfecta transición entre ambas actividades -la artística y la política"- compartiendo con el público la "privilegiada mirilla" desde la que él como ciudadano de a pie ha descubierto las entrañas del juego político y para cuya escritura se ha documentado entrevistando a periodistas, políticos y realizadores de televisión que formaron parte de los debates más importantes de la historia de la política.
Para esta transición ha querido contar con los actores Pepe Ocio, Philiph Rogers y Marta Flich, los tres personajes de esta función que encarnan a dos políticos y a una periodista, respectivamente, encargados de gestionar dos debates electorales televisados en prime time, han informado los teatros en un comunicado.
Tras más de un lustro ejerciendo la política, Toni Cantó ha escrito su primera obra teatral sobre "la poca transparencia y flexibilidad que caracteriza el tratamiento de los debates políticos" en España. "A diferencia de otros países en los que los debates televisados se afrontan con absoluta normalidad, en España todavía carecen de la importancia que requieren", señalan los Teatros.
De hecho, "no se celebran siempre, y cuando se hacen, los protagonistas lo aceptan a regañadientes, se limitan los participantes y se dotan de un formato tan rígido que nunca logra cumplir su función: exponer de forma transparente las fortalezas -e indirectamente las carencias- de cada candidato".