Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tita Thyssen celebra el quinto aniversario de su museo en Málaga

Cinco años han pasado ya desde la puesta de largo del Museo Carmen Thyssen de Málaga. Un lustro, que cumplirá este jueves, durante el que no sólo ha recibido 814.000 visitas, sino en el que ha conseguido sobre todo dejar su impronta y convertirse en "un espacio participativo", según ha asegurado su directora artística, Lourdes Moreno.
En este sentido, ha recalcado que se ha convertido en "un museo para las personas, trabajando con unos contenidos para que el público participe y los sienta como suyos". También ha puesto en valor la implicación del público en todas las actividades organizadas por la pinacoteca, pero también el haber conseguido impulsar la revitalización del espacio del centro histórico en el que se levanta.
Además, tal y como ha señalado Moreno, que sustituyó a María López Fernández, tras su dimisión sólo tres semanas después de la inauguración del museo, si hay algo que diferencia a este espacio expositivo de otros es "su singular apuesta por el arte español: poder vivir a través de las obras de arte de su colección nuestro pasado". Y en ese camino, ha subrayado, "la colección permanente aún tiene mucho que contar".
Una celebración que choca de lleno con los problemas judiciales de su hijo Borja Thyssen. La abogacía del Estado pide tres años de cárcel por un supuesto delito de fraude en los impuestos de la renta y patrimonio del año 2007.