Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El actor Tony Curtis ingresa en un hospital por problemas respiratorios

El actor estadounidense Tony Curtis, habitual en numerosas comedias de Hollywood de las décadas de los años 1950 y 1960, ingresó la semana pasada en un centro médico en Las Vegas, Nevada, donde permanece bajo observación clínica y se encuentra estable. EFE/Archivotelecinco.es
El actor estadounidense Tony Curtis, de películas como "The Defiant Ones" (1958) o "Some Like It Hot" (1959), fue hospitalizado tras sufrir unos problemas respiratorios, informó ayer la web TMZ.
El intérprete de 85 años, habitual en numerosas comedias de Hollywood de las décadas de los años 1950 y 1960, ingresó la semana pasada en un centro médico en Las Vegas, Nevada, donde permanece bajo observación clínica y se encuentra estable.
Al parecer el actor sufrió algo parecido a un ataque de asma, una situación que se suma a la enfermedad crónica que padece y que le provoca una obstrucción de las vías pulmonares.
Curtis, que usa una silla de ruedas y solamente camina distancias muy cortas, estuvo muy grave en diciembre de 2006, cuando contrajo una neumonía que le mantuvo en coma durante varios días.
El actor compartió cartel con Kirk Douglas en "The Vikings" (1958) y "Spartacus" (1960), Frank Sinatra y Natalie Wood en "Kings Go Forth" (1958), y consiguió una nominación al Óscar por "The Defiant Ones" (1958), en la que estuvo acompañado por Sidney Poitier.
En 1959 protagonizó con Marilyn Monroe y Jack Lemmon la comedia "Some Like It Hot", dirigida por Billy Wilder, y se le pudo ver también en "Operation Petticoat" con Cary Grant.
Entre sus títulos destacó también "Captain Newman, M.D." (1963), "Sex and the Single Girl (1964) y "The Great Race" (1965).