Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Travolta y Washington, enfrentados en "The Taking of Pelham 123"

Washington se mete en la piel de un empleado de metro bajo sospecha de soborno que se convierte de improviso en el vínculo entre las autoridades neoyorquinas y el secuestrador (John Travolta) de un tren para gestionar el pago del rescate de las víctimas. EFE/Archivotelecinco.es
Un asalto con rehenes al metro de Nueva York enfrenta a John Travolta y Denzel Washington en el "thriller" de Tony Scott "The Taking of Pelham 123", una revisión del filme homónimo de 1974 protagonizado por Martin Balsam y Walter Matthau, que se estrena hoy en EE.UU.
Esta es una cinta de ritmo trepidante, fiel al estilo de Scott, en la que el cineasta vuelve a echar mano de Washington después de que este ganador de dos Óscar ("Training Day", 2001 y "Glory", 1989) liderara tres de sus proyectos anteriores: "Déjà Vu" (2006), "Man on Fire" (2004) y "Crimson Tide" (1995).
En esta ocasión, Washington se mete en la piel de un empleado de metro bajo sospecha de soborno que se convierte de improviso en el vínculo entre las autoridades neoyorquinas y el secuestrador (John Travolta) de un tren para gestionar el pago del rescate de las víctimas.
Un papel que guarda semejanzas con interpretaciones anteriores del actor en las que encarnó a policías, especialmente a "Inside Man" (2006), cuando Washington hacía de negociador en un atraco a un banco.
"Me preocupaba un poco las similitudes con esa película y pensé que me gustaba la idea de que se notase que mi personaje no había sostenido nunca una pistola. Un hombre normal en una situación extraordinaria que sentía que era algo que tenía que hacer incluso sin saber si se podría redimir", comentó Washington a la prensa.
El intérprete defendió en todo momento las diferencias entre ambos papeles y su caracterización como operario de trenes.
"Me dediqué a comer mucho y a ponerme jerséis que me quedaran un poco apretados. Ayudó que se me cayera el café encima unas cuantas veces", explicó.
El peso de la acción en "The Taking of Pelham 123" cayó sobre los hombros de Travolta, ausente en las presentaciones del filme que se estrena hoy en EE.UU. debido a la reciente muerte de su hijo de 16 años, Jett.
El protagonista de "Pulp Fiction" (1994) mostró su lado más despiadado como antagonista de Washington, dispuesto a terminar con una decena de pasajeros del metro de Nueva York como parte de un plan para vengarse de la ciudad de los rascacielos.
"John tiene un gran corazón, es divertido e inteligente y trae esa contradicción al papel", comentó Scott.
Gran parte de la película transcurre con los dos actores al teléfono y solamente se encuentran cara a cara para el desenlace.
"Las primeras seis o siete semanas de grabación no aparecimos en ningún plano juntos, aunque nos veíamos todos los días. Era como mantener una relación a distancia, pero puedo decir que ahora le conozco bien", explicó Washington.
"Hablé con él hace varias semanas y él está luchando, no hace falta que lo diga. Mas que hablar lo estuve escuchando alrededor de dos o tres horas, es algo que va a llevar tiempo. Nuestras oraciones están con él y su familia", señaló el intérprete con relación al fallecimiento del hijo de Travolta.
El tándem Washington-Travolta se completó con el rol secundario de James Gandolfini ("The Sopranos"), quien hace las veces de alcalde de Nueva York.
La nueva "The Taking of Pelham 123" recuperó la base argumental de la original de 1974, aunque desarrolló sus propios giros de guión y actualizó la trama para adaptarla al año actual al incluir, por ejemplo, la sospecha inicial de ataque terrorista.
"Es básicamente una historia de rehenes en un tren en Nueva York, y eso es lo que tienen en común los dos filmes", comentó Washington.
"Creo que la motivación de los personajes es diferente, para empezar Walter Matthau era un policía y Denzel no. John persigue vengarse y tiene un plan, y en la película anterior era todo por un millón de dólares", declaró Scott.