Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Cuentas insta a la Fundación Thyssen a asegurar sus existencias para no ser responsable de deterioros

La fundación duplicó las retribuciones a personal en 2008, un incremento permitido por la Abogacía del Estado
El Tribunal de Cuentas ha instado este martes a la Fundación Thyssen-Bornemisza a proceder a la regulación contractual de todas sus existencias en poder de terceros, asegurando aquellas cuyo posible deterioro no sea responsabilidad de los depositarios.
Durante su intervención en el Senado en la Comisión Mixta para las relaciones con el Tribunal de Cuentas, el presidente del tribunal, Ramón Álvarez de Miranda, ha detallado la fiscalización de esta fundación durante el ejercicio 2008, referida en especial al seguimiento de las recomendaciones del Tribunal para el ejercicio 2001.
Además de esta recomendación, el tribunal ha pedido la aprobación de las tarifas para adquirir la condición 'Amigo del Museo', siendo preciso que se apliquen las aprobadas por el Patronato. También ha promovido la automatización para el acceso al museo de los portadores del 'Abono del Paseo del Arte' (Museos del Prado, Reina Sofía y Thyssen-Bornesmiza).
En esta misma línea, solicita a la fundación "ser especialmente rigurosa" en las previsiones de inversiones en inmovilizado, considerando conveniente la introducción de mecanismos de control a posteriori sobre la eventual existencia de excedentes de tesorería en poder de la entidad.
Asimismo, ha instado a armonizar el reglamento de contratación de la fundación y su procedimiento de compras para las prestaciones comprendidas entre 2.000 y 18.000 euros.
DUPLICACIÓN DE RETRIBUCIONES
El senador de ECP, Rafael Bruguera, ha criticado que el informe detalle la duplicación por encima de lo permitido por ley de las retribuciones de personal de la fundación en el año 2008, situándose en un crecimiento del 6,48% con respecto al año anterior (la Ley de Presupuestos Generales solo permite una subida del 3%), sin incluir recomendaciones para subsanar este hecho.
No obstante, Álvarez de Miranda ha aclarado que, a pesar de que las retribuciones fueron superiores a las autorizadas, un informe de la Abogacía del Estado ya explicaba que el límite contemplado en los PGE no era aplicable a la Fundación. "El criterio del Tribunal de Cuentas fue mantener dentro del informe la información relativa a este incumplimiento, pero no llevarlo a las recomendaciones", ha justificado.
ESTABILIDAD PARA LA COLECCIÓN
El informe del tribunal de cuentas también recoge un retraso en el cumplimiento de una resolución anterior para lograr "estabilidad y permanencia" a la colección de la baronesa Thyssen. "Hasta la actualidad únicamente se ha conseguido la prórroga de la cesión de la colección por periodos anuales, a pesar de los intentos de que dicha cesión tuviera el carácter de permanente", ha lamentado Álvarez Miranda.
En cualquier caso, la diputada socialista Patricia Blanquer, ha criticado el retraso a la hora de analizar este informe, que refleja la situación de la fundación hace seis años. "Sus gestores realizaron un buen trabajo y compartimos las recomendaciones, pero alude a un ejercicio de hace seis años y, por lo tanto, es una información extemporánea y fuera de actualidad", ha señalado.