Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Cuentas fiscalizará de oficio la contratación de personal de RTVE en los últimos siete años

El Tribunal de Cuentas fiscalizará de oficio las medidas adoptadas por RTVE entre 2006 y 2013 "para definir sus necesidades objetivas de personal", según se recoge en su Programa de Fiscalizaciones para 2014, que incluye a muchas otras entidades del sector público.
El Pleno del Tribunal aprobó el pasado 23 de diciembre el listado de entidades que serán fiscalizadas por iniciativa del propio organismo a lo largo de este ejercicio, el cual ha remitido al Congreso y al Senado. Entre ellas se encontraba la contratación de personal de la corporación durante los últimos siete años.
Esta iniciativa se enmarca dentro de las fiscalizaciones en el ámbito del sector público empresarial estatal bajo el epígrafe 'Fiscalización de las medidas adoptadas por RTVE en el periodo 2006-2013 para definir sus necesidades objetivas de personal'.
El Tribunal de Cuentas ya decidió abrir diligencias preliminares sobre la gestión de RTVE en 2010 y 2011 por "irregularidades en materia de contratación, por pagos indebidos en materia de retribuciones de personal y por deficiencia y falta de justificación de gastos".
No obstante, esta nueva fiscalización comprende un periodo mayor de tiempo. El presidente del tribunal, Álvarez de Miranda, ya subrayó durante su comparecencia en el Congreso el pasado mes de marzo que la gestión de RTVE "no es una sorpresa" ya que lleva "más de 15 años dando problemas" en diversos ámbitos.
No osbtante, esta no es la única fiscalización en el sector público del Tribunal de Cuentas, ya que centrará parte de su trabajo este ejercicio en las consecuencias que han tenido las decisiones adoptadas por el Gobierno en materia de racionalización.
En este sentido, se incluyen por ejemplo el estudio de todos los acuerdos aprobados por el Consejo de Ministros en el ámbito de la reestructuración de las fundaciones desde junio de 2011, así como de la reordenación del sector público empresarial estatal no financiero en lo que va de legislatura.