Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ucrania gana Eurovisión

Estrenando sistema de votación y con mucha tensión, la ganadora de este año de Eurovisión 2016 se ha sabido hasta el último minuto. Como lo oyes, la atención se ha mantenido hasta el final pero solo una canción ha sido la mejor por encima de todas.
Hemos tenido de todo, aunque sobre todo solistas masculinos siguiendo la tónica que Mans Zermelow y su Heroes del año pasado en Eurovisión. Actuaciones que se han inspirado en la suya como le ha ocurrido a Rusia, donde Sergey Lazarev nos proponía un juego con una gran pantalla, o las representantes de Armenia y Australia, jugando con hologramas.
Pero no eran las únicas, el suelo del escenario del Globen Arena ha sido también un componente más de la actuación de varios países, como por ejemplo Letonia o el representante de Holanda. Pero al final ha primado la actuación con sentimiento y con la cruda historia que tenía detrás.
1944 de Jamala representando a Ucrania se ha alzado con una final de infarto debido a los puntos pues hasta el final no hemos sabido si hasta Australia ganaba o no el certamen o si el que se pensaba que era el favorito en las casas de apuestas, Rusia, podría hacerle frente a Ucrania.
Pero no, el sentimiento de esta canción que, cantada en tártaro crimeano, reprocha las deportaciones llevadas a cabo de tártaros de Crimea llevadas a cabo por Stalin durante la URSS.
Como decimos, el sentimiento en esta ocasión ha primado por encima del show de otros países y como decimos, hasta el momento final de este Eurovisión 2016, nuestra mirada estaba puesto en el país de las antípodas por saber si se llevaban el premio del certamen este año.