Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los dibujos españoles de los Uffizi llegan con un catálogo renovado a la Academia de Bellas Artes de San Fernando

La colección de dibujos españoles de los Uffizi llega a España este jueves, y con un catálogo renovado, que contempla un amplio recorrido por los más representativos artistas españoles de los siglos XVI al XVIII, de la mano de la Fundación Mapfre, el Gabinetto Disegni e Stampe de las Gallerie degli Uffizi, y de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde podrá verse hasta el 24 de julio.
La exposición, 'I segni nel tempo', está compuesta por un total de 129 dibujos, gran parte españoles, y representa una oportunidad para conocer un número de dibujos "completamente desconocidos" hasta el momento junto a otros que no habían sido objeto de exhibición en España.
Además, se han desvelado unas 80 nuevas autorías que se encontraban mal atribuidas entre el fondo de dibujos italianos, flamencos y alemanes de los Uffizi, según ha destacado el comisario de la exposición y experto de pintura del Siglo de Oro español, Benito Navarrete, quien ha realizado un importante trabajo de investigación durante un par de años, cuyos resultados se muestran en la exposición y en el catálogo que la acompaña.
La colección de dibujo español de los Uffizi es una de las "más importantes" de todas las conservadas fuera de España --incluidas las del Museo del Louvre, The British Museum, Kunsthalle de Hamburgo, Hispanic Society of America de Nueva York o Metropolitan Museum--, ha celebrado.
En concreto, esta muestra reúne piezas de destacados herederos de la 'maniera italiana', como Alonso Berruguete, Gaspar Becerra o Luis de Vargas, hasta los más prolíficos dibujantes del Siglo de Oro: José de Ribera, Alonso Cano, Francisco de Herrera el Mozo, Antonio del Castillo, Vicente Carducho, Juan Carreño, Francisco Rizi o Claudio Coello, para culminar con la obra de Miguel Jacinto Meléndez.
EL PROCESO CREATIVO DE LOS ESPAÑOLES
Navarrete también ha comentado que el atractivo de esta colección reside en la presencia de ejemplos para poder estudiar el proceso creativo de los artistas españoles de los siglos XVI y XVII, encontrándose diseños para obras capitales del patrimonio cultural español.
Preguntado sobre qué distingue a un dibujo español de la época de cualquier otro, el también profesor ha subrayado que "todos tienen algo de Mediterráneo", por ejemplo hay "mucho lápiz negro" en las obras procedentes de las escuelas madrileñas.
"El dibujo en España era un elemento auxiliar --antes de realizar la obra, un cuadro o una escultura, por ejemplo-- y no eran una obra autónoma en sí misma", ha añadido.
UN ACTO DE "GENEROSIDAD"
Marzia Faietti, directora del Gabinetto Disegni e Stampe de las Gallerie degli Uffizi, ha comentado que esta muestra es fruto de un "acto de generosidad" de Italia, un país que "tiene la suerte" de tener una colección y por ello también "tiene la obligación" de ayudar a otras instituciones y de llevar la colección por el mundo.
Asimismo, ha destacado que es la primera vez que se realiza una exposición completa de los dibujos de los Uffizi fuera de Italia y que hay "razones históricas" para esta colaboración, como sus culturas cercanas.
Cuando acabe la exposición en julio ha adelantado que gran parte de las obras se mostrarán en Florencia, y también aprovecharán para llevarse algunas de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
Pablo Jiménez Burillo, director del área cultural de la Fundación Mapfre, ha coincidido con Faietti en que esta exposición también es fruto "de la generosidad", por la se ha recuperado una "parte importante" del patrimonio español, "80 dibujos mal atribuidos en la colección de los Uffizi", y que por este proyecto están hoy documentados y se incorporan a la Historia del Arte de España.
"El dibujo es algo importante porque está la base de todo el arte. Se le concede al dibujo la importancia que tiene y ésta es la base de todo lo demás", ha subrayado.
Fernando de Terán, director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, ha bromeado en la presentación con que, como arquitecto, echaba en falta dibujos de esta disciplina en la colección. A su vez, ha destacado que la academia tiene una de las "mejores colecciones del mundo" de dibujos y ha animado a organizar una futura exposición sobre los fondos de dibujos de la misma.
LOS DIBUJOS MAL ATRIBUIDOS
Así, el comisario de la exposición, Benito Navarrete, ha explicado que el origen de la colección se encuentra en los dibujos reunidos en Madrid por el comerciante florentino Giovanni Filippo Michelozz tras una estancia en Madrid, en torno a 1745-1746, que refleja un "temprano gusto y aprecio de los coleccionistas italianos por el dibujo español".
Según ha destacado, estos ejemplos, así como muchas otras obras de la exposición, confirman la relevancia de la colección de los Uffizi para el conocimiento del dibujo español.
Entre los descubrimientos más singulares ha destacado el haber encontrado entre dibujos de anónimos alemanes uno de los "más importantes" del valenciano Juan de Juanes para un cuadro perdido, el 'Cristo muerto sostenido por ángeles', del que se conserva en el Museo Nacional del Prado una copia hecha por Francisco Ribalta.
Entre los anónimos alemanes, igualmente ha resaltado que se localizó uno de los diseños "más singulares" del artista bruselense que trabajó en Sevilla, Pedro de Campaña, en directa relación con la 'Crucifixión' del Museo del Louvre.
Igualmente, ha subrayado el hallazgo de nuevas obras que incrementan el catálogo del castellano Alonso de Berruguete, algunas de las cuales se han encontrado entre los dibujos de Domenico Beccafumi, como la 'Circuncisión de Cristo' o los dos ángeles que estaban atribuidos a Ludovico Carracci.
En su intervención también ha hecho especial mención al caso de Francisco Pacheco, suegro y maestro de Velázquez pues, según ha indicado, algunos de sus dibujos, como el retrato de Pablo de Céspedes, sirvió para su famoso 'Libro de Retratos de ilustres y memorables varones', que se ha localizado entre las obras de Barocci, y otros trabajos suyos estaban asignados a Frans Floris.
Navarrete también ha apuntado al hallazgo de dibujos de artistas que trabajaron en Madrid y que estuvieron relacionados con los pintores florentinos, como el diseño preparatorio para la pintura de Santa Inés del Museo del Prado, que ha sido localizado entre los de Pietro da Cortona.
A su vez, ha resaltado el dibujo de 'Cristo y el Cirineo', del sevillano Francisco de Herrera el Mozo, hasta ahora entre los atribuidos a Taddeo Zuccaro, siendo uno de los más característicos del artista, quien trabajó en Italia y triunfó con su estilo en el Madrid barroco.
Los tres dibujos de Miguel Jacinto Meléndez que retratan a Felipe V, mal ubicados entre los dibujos franceses o los atribuidos a Niccolo Cassana, y que contribuyen a conocer mejor el estilo del gran artista madrileño sino a evidenciar la evolución fisionómica del primer Borbón español.