Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una carta de Unamuno a Juan Valera revela su pasión por los poetas ingleses

Retrato del escritor Miguel de Unamuno. EFE/Archivotelecinco.es
Una carta de Miguel de Unamuno al escritor Juan Valera, autor de "Pepita Jiménez", entre otros libros, ha revelado la pasión del pensador español y ex rector de la Universidad de Salamanca por los poetas románticos ingleses del siglo XIX, los conocidos como "lakistas".
Así, en la misiva, a la que ha tenido acceso Efe, que envió el 7 de diciembre de 1902, en papel oficial de la Universidad de Salamanca bajo el membrete de "Rector, particular", Unamuno le dice a Valera que sus "poetas favoritos" son "los clásicos ingleses, cuyas obras leo a menudo y con las que me solazo en las veladas del invierno".
La carta fue donada por el cónsul honorario de España en Nueva Zelanda, Antonio Regueiro Díaz, a la Universidad de Salamanca hace unas semanas como "agradecimiento" del diplomático a la institución salmantina y que lo hizo coincidir con su conferencia inaugural de los XLVII Cursos Internacionales.
Regueiro Díaz tituló su lección como "Don Miguel de Unamuno: Casar a Shakespeare con Cervantes quiero" en la que daba algunos retazos de la carta del ex rector salmantino a Valera y en que hablaba de la relación entre ambos escritores.
Juan Valera y Don Miguel de Unamuno son dos de los máximos representantes del "selecto liberalismo español que intentaban abrir puertas y ventanas de par en par hacia los anglosajones", como los definió Antonio Regueiro.
En la carta, que será presentada de forma oficial por la Universidad de Salamanca en septiembre, Unamuno agradece al autor de "Pepita Jiménez" que le haya incluido en su "Florilegio de poesías castellanas del siglo XIX".
Sin embargo, le reprochaba, de forma amable, que no hubiera incluido a un autor como Vicente Wenceslao Querol, cuya ausencia en el Florilegio "echo en falta", como dice Unamuno en su carta.
"Me recuerda a los poetas, mis favoritos, los líricos ingleses", señala el pensador español, y cita a los lakistas, entre los que también destaca al romántico inglés Wordsworth.
La carta de Miguel de Unamuno también pone de manifiesto la importancia que en aquel momento, en 1902, empieza a tener la enseñanza del español en Italia, un aspecto que le revela a Juan Valera, y le da a conocer la "antología de poetas castellanos que se está haciendo" en el país italiano.
Se da la circunstancia que el "Florilegio de poesías castellanas del siglo XIX" de Valera está en la Casa de Unamuno en Salamanca, en cuya primer página está la dedicatoria "a mi muy querido amigo, el ilustre escritor Don Miguel, con mil expresiones de afecto".
Estas frases, la carta a Valera y otros escritos entre los dos autores demuestran la relación de amistad que tenían ambos, como se comprueba en la despedida, cuando Unamuno le dice que "salude a su hija, y usted, mi señor Don Juan, ya sabe cuán de veras es su devoto amigo, de Unamuno".
Prueba de esa admiración es el artículo que Unamuno publicó en El Liberal, un periódico de Bilbao de los primeros años del siglo XX, en el que hace un esbozo de Valera, a quien llama Don Juan.
"Don Juan es uno de los escritores españoles que menos disparates ha escrito, lo que se debía a lo mucho que sabía de muchas cosas" y añadía que era "lo que se llama discreción".
La carta de Unamuno a Valera fue comprada en Alemania por el actual cónsul honorario de España en Nueva Zelanda, Antonio Regueiro, en 1975 y ahora pasará a la Universidad de Salamanca, depositándola "en el lugar que le pertenece para que vuelva a oír el casar a Shakespeare con Cervantes quiero", como dijo el diplomático en la lectura inaugural de los Cursos Internacionales salmantinos.