Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uteca acusa a TVE de "romper el mercado" de los derechos deportivos "incumpliendo la legislación"

Critica que cree un escenario de "competencia desleal" financiado por el contribuyente
La Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) ha acusado este martes a TVE de "romper el mercado" de los derechos de retransmisión deportivos al pujar por los partidos de la selección española de fútbol durante la fase clasificatoria de la Eurocopa de 2016 y el Mundial de 2018 y además le ha recriminado que lo haga "incumpliendo la legislación".
La cadena pública ha presentado una oferta a la empresa CAA Eleven para adquirir estos derechos, sumándose así a la puja que habían presentado las televisiones privadas para retransmitir estos eventos deportivos en abierto, y, según Uteca, creando un escenario de "competencia desleal financiado por el contribuyente".
En opinión de la patronal que agrupa a los cuatro operadores de TDT en abierto de cobertura nacional, TVE está además incumpliendo la legislación vigente al participar en este proceso de adjudicación "con una oferta que rompe totalmente el mercado y que desvirtúa la ley de la oferta y la demanda".
Así, ha subrayado que "contra toda lógica" esta oferta encarece para España el precio de los derechos de retransmisión del fútbol "incumpliendo fragantemente" la Ley General Audiovisual. En este sentido, ha recordado que el artículo 47.3 de esta ley dice que "los prestadores de servicios públicos de comunicación audiovisual no podrán subcotizar los precios de su oferta comercial y de servicios ni utilizar la compensación pública para sobrepujar frente a competidores privados por derechos de emisión".
Todo ello, según Uteca, a costa del dinero del contribuyente ya que, según argumenta, las privadas han presentado ofertas por estos derechos para retransmitir los encuentros en abierto y, por tanto, "sin que esto suponga coste alguno ni para el contribuyente ni para las arcas públicas".
"Con esta acción, TVE sigue la estela de algunas televisiones públicas autonómicas, que en el pasado reciente afrontaron la adquisición de ciertos derechos deportivos sin que sus posibilidades de financiación fueran suficientes para hacer frente de forma satisfactoria a los compromisos económicos contraídos. Del resultado de esa equivocada concepción del servicio público, se han derivado importantes conflictos en más de una televisión autonómica", ha recordado.
En la misma línea, ha subrayado que las privadas no pueden participar en esta "guerra de precios" que ha abierto la cadena pública y en la que, ha incidido, los ciudadanos serán los "máximos perjudicados" porque terminarían financiando con sus impuestos buena parte de la actividad de la televisión pública estatal.
La Unión de Televisión Comerciales Asociadas ha hecho hincapié igualmente en la situación financiera de la cadena pública, que está pujando "con cifras inasumibles para cualquier otro operación" aprovechándose "de manera ilegítima" de su sistema de financiación.
REINCIDENTE EN GASTOS DESMESURADOS
Ahondando en este asunto, la patronal ha incidido que no es la primera vez que TVE actúa de esta manera y, en este sentido, ha recordado que en 2011 se hizo con los derechos de retransmisión de la Champions League pagando 105 millones de euros "en una puja a la que ya se habían presentado previamente otros operadores privados con ofertas más ajustadas a la realidad del mercado".
Ha trasladado igualmente su "perplejidad" ante una gestión de gastos por parte de TVE "que no hace sino incrementar un déficit ya de por sí elevado". "Son los gastos de TVE, y no sus ingresos, que tiene garantizados por su ley de financiación, lo que genera el déficit de la radiotelevisión pública", ha subrayado.
Por ello, Uteca ve "incomprensible" que la Asociación de Anunciantes reclame ante la Comisión del Congreso la vuelta de la publicidad a TVE, "aunque sin aclarar que esa eventual vuelta al pasado sería difícil de compatibilizar con el mantenimiento de una parte muy importante de los actuales ingresos: los que provienen de los operadores privados de televisión y de las compañías de telecomunicaciones".
En la misma línea argumental, ha incidido en que desde que el Gobierno del PSOE canceló la deuda de más de 7.000 millones de euros hasta la actualidad, el ente público ha vuelto "a la política de gastos sin control, acumulando en apenas cuatro años un total de 500 millones de euros de pérdidas". "Tan sólo en el último ejercicio la televisión estatal reportó pérdidas por 113 millones de euros. En definitiva, la gestión de sus gastos ha convertido a TVE en una máquina de crear deuda pública, ha recordado.
Esta "preocupante" situación, ha señalado, se "agrava" cuando TVE "persiste en su incomprensible afán" por recuperar "a cualquier precio" los derechos de la selección española de fútbol. "De hecho, esta última oferta que ronda los 52 millones de euros, según fuentes del sector, representa una cifra muy superior a la propuesta por los operadores privados y supera con creces los 35 millones de euros que la propia TVE abonaba en su anterior contrato", ha concluido.