Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

VANE

Hace ya dos año que Vanesa Lorenzo se alejó de las pasarelas para dedicarse, feliz, a formar una familia junto al ex jugador de fútbol Carles Puyol. La pareja acaba de dar la bienvenida a su segunda hija, María, que llegó al mundo el pasado 2 de enero para hacer compañía a la pequeña Manuela, que acaba de celebrar su segundo cumpleaños.
Con la mejor entrada de año posible Vanesa está centrada ahora en su faceta como madre, una misión que ha conseguido traerle la rutina que antes era incapaz de alcanzar. Aunque tiene claro que quiere disfrutar cada segundo de sus dos pequeñas también echa de menos el ajetreo laboral. Es por eso que menos de dos meses después de dar a luz se ha dejado ver de nuevo, espectacular, como imagen de Activia, para presentar la nueva campaña de la marca de yogures que invita a cuidarse disfrutando de la comida sin interrupciones.
Feliz desde hace más de tres años junto a Carles, reconoce en él lo valores perfectos para ser su compañero de vida. Una vida y una familia que se han establecido en Barcelona pero que no descartan terminar en Nueva York, una ciudad a la que Vanesa considera su segundo hogar.
CHANCE (CH): Estás estupenda después de ser madre de nuevo, ¿cómo te encuentras?
VANESA LORENZO (VL): Muy bien. Con un bebé y una de dos años en casa tengo mucho más trabajo. No tengo tanto tiempo como cuando nació Manuela, que me pude organizar un poco mejor. Ahora con dos niñas es una locura, pero es una locura maravillosa.
CH: ¿Cómo es María?
VL: Es muy buena. Creo que escucha al terremoto de Manuela y decide portarse bien.
CH: ¿Ha salido más buena?
VL: La otra tiene ahora dos años y está en la edad de descubrirlo todo.
CH: ¿Siente los típicos celos?
VL: De momento creo que no. Lo está llevando bien pero es que es muy pequeña, todavía no es consciente de lo que ha llegado a casa.
CH: ¿Cómo le explicasteis que tendría una hermanita?
VL: Durante el embarazo le hablé muchísimo de que tendría una hermanita. Preparé el momento de cuando llegara para que se hiciese a la idea. Pero ella es también un bebé, tiene dos años, es muy pequeña y no es muy consciente aún.
CH: La tratará como una muñeca....
VL: Sí, para ella es como otra muñeca más.
CH: Ahora ha sido el segundo cumpleaños de Manuela, ¿cómo lo habéis celebrado?
VL: No hemos hecho nada especial porque somos de los que pensamos que es mejor hacer las cosas en "petit comité" porque ya hay bastante alrededor. Además es muy pequeña, no es el momento ni la edad para hacer una super fiesta.
CH: ¿A quién se parece María?
VL: De momento no parece que se parezca a Manuela. Es distinta.
CH: ¿A ti o a Carles?
VL: Todavía no sabemos. La veo parecidos a mi hermano, pero es muy complicado. Los bebés cambian muchísimo.
CH: ¿A Manuela le viste el parecido enseguida?
VL: No, tampoco. Cuando fue más mayor ya sí.
CH: Ha sido vuestro primer San Valentín a cuatro, ¿Lo habéis celebrado?
VL: Sí, lo celebramos los cuatro con una comida. Ha sido un San Valentín distinto.
CH: Se te ve muy tranquila, estás en modo mamá....
VL: Total. Soy una persona que ha tenido una vida muy alejada de la rutina y la familia, nunca he tenido unos hábitos, no estaba acostumbrada. Vivía en anarquía con tanto viaje, aunque siempre he sido de ordenar mi desorden. Ahora me he adaptado muy bien a este orden impuesto, es muy sano.
CH: La rutina tiene muy mala fama....
VL: Pero es muy necesaria. Antes en la vida nómada que llevaba necesitaba una rutina por eso me intentaba marcar pautas. La rutina es muy sana.
CH: ¿Y para que la rutina no mate la pareja qué hay que hacer?
VL: Carles y yo somos de preservar siempre tiempo para nosotros, aunque sea poco. Por ejemplo, a nosotros nos gusta mucho salir a comer. Tenemos ayuda en casa así que dejamos a las niñas y nos vamos aunque sólo sea una hora y media o dos horas. Creo que aunque sea poco tiempo te da un "break" muy necesario.
CH: ¿Carles te ayuda con las niñas?
VL: Sí, lo que pasa es que antes uno de los dos podía descansar ahora con dos estamos siempre liados los dos a la vez.
CH: Carles estará encantando con sus tres princesas...
VL: Sí, está encantado con las niñas. A mi me hacía más ilusión que a él tener un niño, pero ahora estamos encantados. Siempre he tenido muchos amigos chicos y me gustan los niños pero dos niñas es estupendo.
CH: ¿Vas a ir a por el niño?
VL: No lo sé. En principio el número tres a mi me hace ilusión. En mi casa somos tres... Pero no sé.
CH: ¿Qué te echa para atrás?
VL: La dedicación, porque me gustaría trabajar. Trabajo mucho menos que antes y tengo que cancelar muchas opciones que tengo en el extranjero, me da mucha pena, lo que pasa es que en la vida hay que elegir, no se puede tener todo.
CH: Siempre te has mostrado muy preocupada por la educación de tus hijas....
VL: Si, y para eso hay que estar y el estar es tiempo. Es importante compartir el tiempo con tus hijos, pero creo que también es importante compartir tiempo con cada uno de tus hijos por separado, cuantos más tengas más dedicación. Si me planteo un tercer hijo y soy un poco reticente al respecto es por el tiempo y la dedicación que necesitan.
CH: ¿Dónde estáis establecidos ahora?
VL: De momento en Barcelona, pero como los dos somos de fluir en la vida hacemos planes a corto plazo. Puedes proyectar muchas cosas pero intentamos organizarnos a corto plazo porque la vida es muy bonita cuando vas decidiendo conforme te llegan cosas.
CH: Quizá terminéis en Nueva York....
VL: A mi Nueva York me llama mucho porque tengo allí mis amigos, mi casa y mis agentes.
CH: ¿No te importaría que tus hijas terminaran allí?
VL: No, porque a mi Nueva York me encanta pero tendríamos la familia lejos y creo que es importante crecer con la familia cerca.
CH: ¿Eres muy familiar?
VL: Dentro de que he sido muy independiente he tenido a la familia muy cerca aunque no fuese físicamente. Tengo una unión muy fuerte con mi familia.
CH: ¿Te veremos vestida de blanco este año?
VL: No lo sé. Creo firmemente que no hace falta, los papeles son papeles y la unión con alguien cuando creas una familia ya es suficiente. Pero más que lo que significa el matrimonio a nivel institucional, creo que es una celebración muy bonita, es una fiesta maravillosa, celebrar el amor con amigos.
CH: ¿Hay fecha ya?
VL: No, no (ríe)
CH: ¿Qué sueños te quedan por cumplir?
VL: No me pongo objetivos. Funciono día a día y en el presente.
CH: Has parada un poco tu vida profesional, ¿cuándo piensas retomarla?
VL: Todavía no me planteo viajar. María es muy pequeña y quiero disfrutar porque luego esta etapa pasa muy rápido.
CH: ¿Aún esperarás un año más?
VL: No, tanto no puedo esperar (ríe). Todavía queda en mi esa parte de nómada que quiero retomar en un par de meses.
CH: Habéis ido muy rápido, ¿qué hace de Carles tu compañero ideal?
VL: Nuestra relación ha ido muy rápida porque fue muy intuitiva. Es una persona de una verdad aplastante y es tan difícil encontrar a gente de verdad, honesta y noble que por eso fue tan rápido. Es un compañero de viaje que tiene los valores más importantes.
CH: Te has adaptado muy bien a su mundo....
VL: Él tenía unos hábitos muy similares a los míos, por eso nos adaptamos muy bien. Tanto yo con sus amigos como él como mis amigos encajamos muy bien.