Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venecia busca conservar su "magnetismo" en la Bienal de Arte con poca pintura

La reina Sonia de Noruega (3i) y el ministro noruego de Cultura, Trond Giske (4i), observan la obra "Muerte de un Coleccionista", de los artistas daneses Elmgreen y Dragset, en el pabellón Nórdico en 53ª edición de la Bienal de Arte de Venecia en Venecia, Italia. EFEtelecinco.es
La Bienal de Arte de Venecia busca en su 53 edición conservar el mismo "magnetismo" de estos más de cien años de historia en una muestra con amplia representación iberoamericana y en la que la pintura cede espacio a otras formas de representación artística.
Ese "magnetismo" es del que habló hoy durante la presentación de la muestra su director, el sueco Daniel Birnbaum, quien con su discurso dio comienzo a tres días de actos e inauguraciones oficiales hasta la gran apertura al público, que se producirá el próximo domingo.
La Bienal de Venecia, que se celebrará hasta el próximo 22 de noviembre, "ha sido la madre de todas las bienales" y en esta ocasión "pretendemos conservar el magnetismo de todos estos años", dijo Birnbaum de una muestra que se organizó por primera vez en 1895.
Lo que aquí podrá verse, añadió, "son cosas nuevas, aunque en su concepto no sean del todo nuevas. Las obras se presentan en diálogo con este hermoso lugar", cuyo centro será el arte en sí mismo, "el mundo que han creado los artistas".
Bajo el título de "Fare Mundi" ("Crear Mundos"), la 53 edición de la Bienal de Arte de Venecia ofrecerá a expertos y a visitantes la posibilidad de contemplar la obra de los máximos representantes del arte contemporáneo de 77 países, en total, más de 90 artistas.
Entre ellos figura el español Miquel Barceló (1957), protagonista del Pabellón de España y quien hoy presentó oficialmente su exposición, dividida en tres grandes temas: la espuma del mar, África y los gorilas, en concreto el fallecido ejemplar albino del zoo de Barcelona, Copito de Nieve, quien, según él, vivía en soledad como lo hace un artista.
"No es que me vea como un gorila. Cuando pinté al gorila dije: 'anda, si soy yo'. Fue más algo 'a posteriori'", comentó el pintor español, quien afirmó no creer "mucho" en la supremacía del ser humano sobre los primates.
Ejemplos de estos cuadros dedicados a los gorilas en la muestra del Pabellón de España, titulada "Miquel Barceló", son "Flecha Rota" (2008) y "La Solitude Organisative" (2008), ambas composiciones en técnica mixta sobre lienzo.
Este jueves fue el turno de España, pero mañana el relevo lo tomará el Pabellón Latinoamericano, que presentará oficialmente las propuestas artísticas de Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Perú, República Dominicana y Costa Rica.
A esos países se suman Brasil, Chile, Uruguay, Venezuela, Argentina y México con sus pabellones propios, como representación de un arte latinoamericano que hace que, en este ir y venir de artistas y expertos en el que se ha convertido ya la ciudad de los canales, se hable mucho español y portugués.
Venecia es desde hoy sinónimo de arte y dentro de él también se encuentra la comunidad autónoma española de Cataluña, que participa con una instalación propia en la sección de los "Eventi collaterali" ("Eventos paralelos"), que será presentada oficialmente mañana por el vicepresidente regional, José Luis Carod-Rovira.
"El título de la muestra, 'Fare Mondi', expresa mi deseo de enfatizar el proceso de creación. Una obra de arte representa una visión del mundo y, si se toma en serio, puede ser vista como un modo de crear un mundo", comentó Birnbaum.
"La fuerza de esa visión -agregó- no depende del tipo o complejidad de las herramientas que se utilizan".
Herramientas que van desde las composiciones audiovisuales hasta las creaciones lumínicas, pasando -muy poco, eso sí- por técnicas más tradicionales como la pintura o la cerámica, soportes con los que ha trabajado Barceló y que son los protagonistas del Pabellón de España.
En este sentido, el comisario del Pabellón español, Enrique Juncosa, director del Museo Irlandés de Arte Moderno de Dublín (IMMA), incidió hoy en que es poca la pintura que decora las paredes de la Bienal de Arte, fruto, dijo, de las decisiones de los responsables de las exposiciones.
En estos tres días previos a la apertura al público de la Bienal de Arte también habrá tiempo para la entrega de galardones, como el León de Oro a toda una carrera a la japonesa Yoko Ono que tendrá lugar el sábado.