Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vibbo deja de anunciar entradas en todas sus plataformas por la "dificultad" de detectar la venta irregular

La app y web de compraventa de segunda mano Vibbo ha anunciado este martes 25 de julio en un comunicado que ha concluido el proceso de retirada de todas las entradas que había a la venta en su plataforma ante la dificultad de detectar la venta "irregular".
Según ha recordado, el pasado mes de febrero anunció su decisión de iniciar el proceso para retirar la categoría de entradas y todo su contenido, un desarrollo que concluyó el pasado mes de mayo, cuando se eliminaron definitivamente 2.600 anuncios que aún estaban publicados.
No obstante, ha indicado que desde el pasado mes de mayo, Vibbo ha frenado la publicación de unas 4.000 entradas que los usuarios hubieran puesto a la venta en este tiempo, a través del equipo que examina todos los anuncios que se suben a la plataforma para detectar "posibles irregularidades" antes de que se publiquen.
La portavoz de Vibbo, Beatriz Toribio, ha indicado que además del "exhaustivo sistema de filtros" y del "equipo de expertos que trabaja exclusivamente en revisar que los anuncios cumplan los requisitos de calidad y seguridad", es importante la "colaboración con las marcas y las autoridades".
En este sentido, ha indicado que Vibbo trabaja "activamente" con los cuerpos de seguridad del estado, así como con marcas y empresas organizadoras de eventos, por lo que cuando alguno de ellos reporta una venta irregular, Vibbo lo retira "inmediatamente" de la plataforma.
Según ha indicado, hasta este momento había permitido la venta de entradas entre particulares solo en aquellos casos en los que el precio de reventa no fuera superior al precio que se pagó al comprar esa entrada y, por lo tanto, "no hubiera una finalidad de beneficio económico a costa de la reventa ilegal".
Bajo esa política, mensualmente se vendían en vibbo unas 500 entradas a un precio medio de 109 euros. En cambio, se llegaba a rechazar el 20 por ciento de los anuncios que trataban de publicarse en la plataforma, a menudo bajo fórmulas habituales como la "venta de boli Bic con entradas de regalo".
Sin embargo, la compañía, que opina que en España hay un "vacío legal" respecto a la venta online de entradas entre particulares, tomó la decisión de retirar la categoría motivada por su "compromiso con la calidad y debido a la difícil labor de detectar las entradas que se vendían de forma irregular".
"Los múltiples puntos de venta en los que se distribuyen las entradas, los precios que son fluctuantes a medida que se acerca la fecha de los eventos, así como la diferencia de importe en función del tipo de localidad adquirida imposibilitaba certificar en todos los casos que no se estaban vendiendo por encima de su valor", agrega.