Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viejas glorias y artistas jóvenes pero consagrados ilustran Montreux 2010

Viejas glorias como Phil Collins, Gary Moore, Pat Metheny o Mark Knopfler comparten cartel este año en la 44 edición del Festival de Montreux con artistas jóvenes pero consagrados como Norah Jones, Ben Harper, o Erikah Badu.
Collins será el encargado de inaugurar el festival con un concierto fuera del cartel oficial del certamen suizo.
"Es un programa especial, que es a lo que me dedico yo ahora, a crear momentos musicales únicos más allá de la inclusión en el festival de un artista que está de gira por Europa", explicó a Efe el fundador y director del Montreux Jazz Festival, Claude Nobs.
Por segundo año consecutivo no habrá ninguna actuación de músicos brasileños en el marco del cartel oficial, algo que Nobs justifica, precisamente, por la necesidad de crear expectación ante un gran especial el próximo año.
"El año que viene haremos un especial sobre Tom Jobin e invitaremos a todos los grandes de Brasil para crear algo único y celebrar la música brasileña", explicó Nobs, quien, en parte, asumió el fracaso del concierto de Gilberto Gil en el 2008.
"Hay algunos músicos que vienen demasiado a menudo, por eso es bueno hacer algo especial".
No obstante, los amantes de la música brasileña podrán disfrutar gratuitamente de una tarde de sones del mayor país de América del Sur gracias a los estrados colocados en el exterior del recinto del festival.
Será la única representación latinoamericana, dado que el cartel de este año destaca por la ausencia de sones latinos, tan presentes otros años.
España tendrá un sólo representante, pero que por su calidad y reconocimiento llenará el vacío dejado por el resto de músicos iberoamericanos.
Se trata de Paco de Lucía, un viejo conocido de Nobs que vuelve periódicamente a Montreux.
Otra recurrente del festival y que este año vuelve es Tori Amos, así como Diana Krall, que actuará tras el concierto de su marido, Elvis Costello.
En un año en que Sudáfrica está "de moda" gracias al Mundial de Fútbol, cuya fase eliminatoria se desarrolla en los mismos días que el festival, la dirección ha organizado un concierto de tributo a la cantante y activista sudafricana Miriam Makeba, fallecida en el 2008.
La beninesa Angélique Kidjo será la encargada de liderar el concierto en honor a "Mama África", que precederá la actuación del senegalés Youssou N'Dour.
De la vieja guardia también destaca Keith Jarrett, que tocó en el primer festival, hace 44 años.
Como cada año, Quincy Jones tendrá su noche, al igual que Herbie Hancock, indispensable en los últimos años.
Precisamente, el éxito logrado por la Big Band del Ejército Suizo durante el concierto-aniversario de Quincy Jones en el 2008, ha empujado a Nobs a organizar una noche especial para la agrupación, que decidió consagrar su arte al swing.
La Big Band tocará con artistas que provienen de universos tan distintos como el hip-hop, el pop o el punk, y les hará "swinguear".
Entre ellos destacan Petula Clark, Joy Denalane y Max Herre, y Roger Cicero.
Los más jóvenes esperan a Massive Atack, Luciano, y el público francés podrá deleitarse con dos de las cantantes galas del momento: Vanessa Paradis y Charlotte Gainsbourg.