Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve Drácula, el padre de los vampiros

Los vampiros ahora son más atractivos.telecinco.es
Drácula ha inspirado a cientos de generaciones de vampiros, aunque estos han evolucionado y cambiado muchos de los mitos atribuibles a estos seres. Dacre Stoker ha querido volver al origen con 'Drácula, el no muerto'.
En 1897, el escritor irlandés Bram Stoker escribió la novela de vampiros más famosa de la historia y un clásico de la literatura universal. Esta terminaba con un final abierto que hizo sospechar a muchos que el autor planeaba continuar la historia, un proyecto que su muerte impidió. Dos siglos después, ese deseo secreto se ha hecho realidad con esta nueva novela.
A partir de las notas que Bram Stoker redactó durante los seis años que dedicó a su libro, los autores han desarrollado de forma sorprendente sus sugerencias y han devuelto la vida a los protagonistas originales.
El resultado es Drácula, el no muerto, una novela con una exhaustiva documentación histórica, personajes muy bien trazados, absorbentes líneas argumentales, numerosos guiños a Bram Stoker, algunos al cine, varios recursos a la ciencia moderna, una oscura historia de amor y mucho terror.
Ahora los vampiros son más guapos, atractivos e incluso son vegetarianos. Pero Drácula, con dos siglos a sus espaldas, no era así. El Conde Drácula, residente en Transilvania, es despiadado y oscuro, no se refleja en los espejos, bebe auténtica sangre humana, duerme en un ataúd... ajos y crucifijos ni verlos y muere si se le clava una estaca en el corazón.
Dos siglos de vida