Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zugaza alude "razones personales" a su decisión de abandonar la dirección del Prado y asegura que no habrá "vacío"

El directo del Museo Nacional del Prado, Miguel Zugaza, ha explicado este jueves 1 de diciembre ante los medios de comunicación que su decisión de abandonar su cargo en 2017 se debe a "razones personales muy importantes", y no a otros motivos vinculados con el presidente del patronato, José Pedro Pérez-Llorca, con quien ha asegurado que mantiene una "buena relación".
Zugaza informó este miércoles 30 de diciembre de su decisión de dar por finalizada su etapa en la dirección del Prado tras 15 años, una periodo de "trabajo muy intenso" que ha agradecido a quienes han trabajado con él, tanto fuera como dentro de la institución, porque han ayudado a "sacar adelante el proyecto de modernización" del museo.
"Personalmente he entregado lo que buenamente podía hacer. Espero que se entienda y se respete decisión que tomado", ha señalado Zugaza, quien continuará su trayectoria en la dirección del Museo de Bellas Artes de Bilbao, una institución que ya dirigió anteriormente.
Sin embargo, ha asegurado que pasarán "varios meses" hasta que esto ocurra y ha subrayado que el cese de su cargo coincidirá con el nombramiento del próximo director del museo, que aprobará el Consejo de Ministros, por lo que no habrá "vacío" en la dirección del Prado.
Aunque Zugaza ha transmitido que ha informado al Patronato sobre su opinión acerca de quien podría ser el sucesor, no ha dado pistas ni ha indicado si se encontraba en la sala en la que se ha celebrado este encuentro con los medios. "Lo sabe quien lo tiene que saber. Espero que lo consideren pero no tienen por qué tomárselo al pie de la letra", ha dicho.
Según ha relatado, el Museo de Bellas Artes de Bilbao se puso en contacto con él hace un año pero ha tomado la decisión cuando la situación política del Gobierno central como del autonómico del País Vasco ha mostrado estabilidad.
Preguntado por los 15 años de trayectoria en el Prado, Zugaza ha recordado que cuando llegó a la institución había "bastantes problemas", especialmente en el aspecto organizativo, que se solventaron "pronto", así como en la ampliación del museo, cuyo proyecto incluso estuvo "judicializado". "Fue un parto complejo", ha admitido.
No obstante, ha destacado otras "conquistas", como abrir el museo todos los días, adaptarse a internet y conseguir consenso en la rehabilitación del Salón de Reinos, cuyo proyecto llevará a cabo el estudio de Norman Foster.