Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La autopsia a Jett Travolta confirma que un ataque fue la causa de su muerte

Jett Travolta murió por un ataque. Video: Informativos Telecincotelecinco.es
Jett Travolta murió a causa de un ataque. El hijo de 16 años del actor John Travolta fallecido en las islas Bahamas mientras estaba de vacaciones con su familia no murió por un accidente, ni de un golpe contra la bañera. Los forenses que realizaron la autopsia han descartado esas tesis para confirmar la del ataque, uno más en el largo historial médico que tenía el adolescente.
En un principio las autoridades sanitarias no han querido hacer público los resultados y el ministro de Salud de Bahamas , Hubert Minnis, se limitó a notificar el fin de la autopsia, pero sin revelar las causas del fallecimiento repentino de Jett.
Sin embargo, fuentes cercanas a este proceso consultadas por medios de comunicación estadounidenses confirmaron que las pruebas realizadas sobre el cadáver ratificaron la tesis de que la muerte de Jett Travolta se debió a un ataque epilétpico.
De 16 años, el hijo mayor de los Travolta sufría el síndrome de Kawasaki, enfermedad que provoca ataques en los enfermos. El pasado viernes tuvo uno de esos ataques mientras se bañaba, golpeándose con la cabeza en la bañera.
John Travolta y un equipo médico trataron de reanimar, sin éxito, al chico. En declaraciones al portal de Internet especializado en famosos TMZ, los abogados de John Travolta, Michael Ossi y Michael McDermott, aseguraron que Jett había dejado de tomar su medicación contra los ataques, debido a que cada vez resultaba menos eficaz y por la preocupación familiar respecto a sus efectos secundarios.
La familia prepara el funeral en Florida
El cuerpo del joven fue incinerado el lunes y sus padres recogieron las cenizas y viajaron a su casa de Ocala, en el estado de Florida, un lugar residencial y muy tranquilo al norte de la ciudad de Orlando.
Según fuentes familiares, el funeral podría celebrarse el miércoles, pero no se ha confirmado y se desconoce dónde tendrá lugar.
La pareja , que también tiene una hija de ocho años, Ella, ha colgado un comunicado en su página web www.travolta.com en el que el actor ha agradecido las innumerables condolencias recibidas y ha asegurado que Kelly Preston y él tienen "el corazón roto". "Jett era el mejor hijo que unos padres pueden pedir", ha asegurado Travolta.
 
ZAM/MV