Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cines bajan el precio de las entradas durante tres días

Los próximos  21, 22 y 23 de junio durante la Fiesta de Cine los espectadores pagarán dos euros por asistir a cualquiera de las 321 salas que se han apuntado a la iniciativa. Foto archivotelecinco.es
El cine al alcance de todos los bolsillos. Los próximos 21, 22 y 23 de junio, tras un acuerdo entre distribuidores, exhibidores y productores, entrar a las salas cinematográficas costará dos euros. A la fiesta del Cine se han apuntado 321 salas, que equivalen a un 95 por ciento de las que se reparten por todo el país.
La iniciativa consiste en que todos aquellos espectadores que vayan el domingo 21 de junio al cine y paguen el precio normal de una localidad, recibirán un pasaporte que cuando lo vuelvan a enseñar en taquilla ese mismo día o el lunes y martes siguiente, comprarán las entradas de todas las sesiones que quieran por tan sólo dos euros.
En total serán 2.744 pantallas las que exhiban esos días títulos internacionales como 'Terminator Salvation', 'Coco, de la rebeldía a la leyenda de Channel', 'Jonas Brothers en concierto', 'Los mundos de Coraline', 'Obsesionada' y 'Ejecutiva en apuros'.
También se podrán ver los filmes españoles como 'Siete minutos', 'Kika superbruja', 'No-Do' o 'La vergüenza'.
Esta iniciativa, inspirada en una similar que funciona en Francia desde hace 25 años, ha sido presentada hoy en la Academia de Cine por su presidente Eduardo Campy; Pedro Pérez, presidente de FAPAE; estaban presentes Luis Hernández de Carlos, presidente de FEDICINE, y Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, junto al director general del Instituto Nacional de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans.
Productores, exhibidores y distribuidores han destacado el hecho de que "por primera vez todos los sectores hayan estado juntos en un acto colectivo" y han mostrado su preocupación por la "caída en cuatro años del número de espectadores a las salas en un 25 por ciento".