Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El combinado de ácidos, el tratamiento que te ayudará a corregir tu tono de piel

Si hemos tomado el sol este verano, hemos de tener especial cuidado con nuestra piel y mimarla siempre. Para evitar que año tras año las manchas producidas por el astro rey se acumulen en la piel, las cuales se pueden oscurecer y se conviertan en un objetivo difícil para su eliminación, es necesario y muy importante el combatirlas de manera inmediata.
Hay ocasiones en las que nuestra piel no se presentan este tipo de manchas, pero si existe un color desigual, más oscuro en aquellas zonas donde el sol ha penetrado más. La melanina es el principal pigmento de la piel, actúa como un sistema de autodefensa frente a los rayos del sol, pues absorbe y dispersa la radiación UVA para evitar el daño del ADN de las células. La oxidación de los precursores de la melanina produce lesiones pigmentarias de color marrón.
Conocidas como colasma, paño o simplemente como melasma estacional, es eso, una mancha marrón difusa y en placas que suele localizarse en el rostro, concretamente en frente, mejillas, nariz, mentón y la aria peribucal. El melasma, tiene un alto componente genético por lo que está muy presente en el embarazo, la menopausia o la ingesta de antiovulatorios. Sin embargo, los melasmas empeoran con la radiación solar.
Para combatirlo, el Instituto Javier de Benito tiene un tratamiento de cabina único que sirve para combatir la acumulación de melasma, aclarando y corrigiendo el tono de la piel. En dicho tratamiento, primero se despigmenta la piel con una exfoliación a través de la aplicación de una mascarilla poliácida. Una combinación de diferentes ácidos que consiguen penetrar profundamente en la piel.
El ácido glicólico, el láctido y el ascórbico o vitamina C, inducen a la renovación de las capas epidérmicas que presentan un exceso de pigmento atenuando las manchas y unificando el tono natural. Finalmente, el tratamiento se acompaña con una serie de cosméticos, con fórmulas magistrales, preparadas de manera individual según las características de cada piel tratada, con el fin de eliminar la síntesis de la melanina.
Con esto podemos conseguir que nuestro color de piel se aclare, mejoremos la textura y así logremos eliminar las manchas producidas por el sol.