Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La compañía de flamenco de Gades presenta tres obras en Japón

La Compañía de Antonio Gades presenta estos días, por primera vez de forma simultánea, tres obras de flamenco en Japón, país que para el bailaor fallecido era "una inspiración", según explicó a Efe su directora, Stella Arauzo.
La Compañía de Gades, compuesta por una treintena de bailarines, ha vuelto a Japón dos años después de presentar por primera vez aquí su conocida "Carmen", protagonizada por Arauzo y que en esta ocasión compagina con "Bodas de Sangre" y "Fuenteovejuna".
"Aquí se sentía muy entendido", aseguró a Efe Arauzo, quien trabajó y estuvo junto a Gades desde 1981 hasta su muerte, en junio de 2004.
Hace doce años que el bailaor alicantino visitó por última vez Japón, donde hay un público muy entregado y conocedor del baile flamenco.
Japón era para Gades "igual que lo es para mí, una inspiración, un refresco", explica Arauzo.
Los espectadores japoneses llenaron esta semana el teatro Bunkyo Civil Hall de Tokio, donde actuó la Compañía Antonio Gades antes de continuar su gira por otras ciudades japonesas como Nagoya, Kobe y Kanazawa hasta el próximo día 16.
El público nipón, gran admirador del flamenco y muy respetuoso con este arte, se mantiene por lo general en absoluto silencio hasta que, una vez terminado el espectáculo, rompe en incesantes aplausos.
"Había muchas cosas en común entre la filosofía Gades y la forma de vida y de trabajo del pueblo japonés", indicó Arauzo para referirse a cada espectáculo de su maestro como una "maquinaria perfecta" en la que "el fin es lo que importa".
Con "Carmen" como cabeza de cartel, la compañía inició en Verona (Italia) hace más de dos años una gira que ha incluido actuaciones en España, Francia, Japón, Estados Unidos, Egipto y Grecia, entre otros países.
A Tokio, destino repetido en esta gira, también acudió la hija de Gades, María Esteve, durante tres días, pues tuvo que regresar a España para grabar la serie "Doctor Mateo" de Antena 3.
Stella Arauzo, de 45 años, comenzó a bailar con Gades a los 17 y cuenta con la absoluta influencia de quien ella misma considera "un todo" en su carrera profesional.
Desde su camerino en el teatro tokiota, Arauzo habló en una entrevista con Efe de otros aspectos que influyen sobre la danza, entre los que destacó la importancia de "tener tu vida personal cuidada y mimada".
La artista aseguró sentirse afortunada porque ha podido compaginar su vida personal con su trabajo, ya que también viaja con la compañía su esposo, el guitarrista Antonio Solera, quien guarda recuerdos bastante curiosos de Japón.
La última vez que el guitarrista visitó este país, hace exactamente dos años con la Compañía Antonio Gades, fue condecorado por los bomberos de Tokio por salvar la vida de una mujer que saltó de un edificio en llamas en el barrio tokiota de Shibuya.
"!Qué fatiga!", aseguró Antonio Solera a Efe al recordar lo sucedido entonces y el interés suscitado entre las autoridades y medios de comunicación japoneses.