Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las 'confesiones de Michael Jackson'

'Confesiones de Michael Jackson. Las cintas del rabino Shmuley Boteach', que se edita ahora en castellano, es una compilación de 30 horas de conversaciones en las que Jackson se adentra en los laberintos de su existencia.

Boteach, quien fuera amigo y consejero espiritual del artista afirma que acordó recoger los pensamientos del rey del pop en varias charlas mantenidas entre 2000 y 2001, con el fin de transmitirlos a todo el mundo para que lo conocieran mejor.

Su amor por las mujeres

En la obra Jackson muestra su atracción por las mujeres, entre ellas la actriz Brooke Shields, pero también su desconfianza ante la cantante Madonna.

"Creo que su amor por mí era sincero, pero yo no estaba enamorado de ella. Eso sí, hacía muchas locuras, así fue la cosa: yo sabía que no teníamos nada en común".

En el libro Jackson revela sentirse prisionero de su fama, y afirma que ha sido ésta la que lo llevó a acercarse a los niños: los únicos, a su juicio, que lo trataban como una persona y no como el "rey del pop".

Miedos y esperanzas

"Puedo relacionarme con ellos más fácilmente, ellos no vienen con todo ese equipaje de vivencias, prejuicios y demás; sólo quieren jugar, no quieren sacarte nada. Y tú tampoco quieres nada de ellos, sólo su amor e inocencia, y encontrar juntos la verdadera felicidad y la magia", afirma Jackson.

En sus testimonios, afirma que sus iniciativas para ayudar a la infancia eran las que lo hacían seguir adelante cuando perdió el interés por la música.

Sobre la relación con su padre confiesa: "Todavía le tengo miedo a mi padre. Cuando entra en una habitación, Dios es testigo de que ha habido veces en que me he desmayado por el mero hecho de su presencia". RSO