Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo conseller de Cultura de la Generalitat catalana pide tiempo para estudiar el litigio de Sijena

El nuevo conseller de Cultura de la Generalitat, Lluís Puig, ha pedido a la juez tiempo para estudiar "a fondo" el litigio de Sijena y buscar la mejor forma de dar cumplimiento al requerimiento de entregar las 44 obras de arte que reclama el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Sijena (Huesca) y que se encuentran en el Museu de Lleida.
En el escrito, consultado por Europa Press, el conseller explica al Juzgado de Primera Instancia 1 de Huesca que fue nombrado conseller el pasado martes, y tomó posesión del cargo el pasado jueves, el día anterior de recibir el requerimiento judicial.
"La complejidad de la cuestión, así como el voluminoso expediente derivado de la misma, hace que necesite un tiempo que, en todo caso, excede del que se me concede; para poder estudiar a fondo el asunto referido y buscar la mejor forma de dar cumplimiento al requerimiento recibido", ha alegado el conseller en un documento adjunto al acuse de recibo.
El pasado viernes, Puig recibió una diligencia de requerimiento y notificación en que le advertía de una acusación de "desobediencia" en el caso de que no sean devueltos las 44 obras del Museu de Lleida entre el 25 y el 31 de julio.
"Se apercibe, conforme a lo dispuesto en el auto, de que si en fecha 31 de julio de 2017 no han vuelto las piezas, se deducirá el testimonio por desobediencia para que procedan los tribunales de justicia conforme a derecho", informa el requerimiento.