Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un informe denuncia racismo en la prensa española, que da un "tratamiento peyorativo" a los gitanos

Un informe de la Unión Romaní sobre el tratamiento periodístico de los temas relativos a los gitanos concluye que existe racismo en la prensa española, donde se trata de forma "peyorativa" al colectivo, reduciendo su presencia a las noticias sobre delincuencia y limitando el uso de sus propias fuentes.
El trabajo, el undécimo que realiza esta organización, analiza 1.965 textos recogidos en 266 medios de prensa escrita y digital y 17 horas de televisión y concluye que "un año más, el tratamiento que se dio a las noticias en contextos peyorativos fue negativo, con un enfoque estereotipado y sesgado".
En concreto, expone que se trató de forma desfavorable el 75,61% de los textos sobre droga; el 70,79% de las redacciones sobre delincuencia y el 67,98% de los escritos sobre sucesos, casos en los que "el periodista suele resaltar los aspectos más escabrosos de la información e incluir el grupo étnico de los implicados como algo relevante para entender los hechos".
Asimismo, destaca que sólo en el 31,45% de los casos se consultó a voces gitanas sobre el asunto a tratar, cuando, afirman, "la pluralidad es esencial para un correcto ejercicio de la profesión periodística y para ofrecer una información imparcial y que recoja todos los puntos de vista de los hechos noticiables".
Según sus conclusiones, el 13,13% de los textos recibieron un tratamiento negativo, mientras que la neutralidad alcanzó el 62,54%, y las noticias positivas supusieron el 24,33%. "El objetivo de nuestro estudio es alcanzar el 100 % de noticias imparciales, que no nos beneficien, pero que tampoco nos perjudiquen", afirma Unión Romaní.
Por comunidades, los medios de Madrid y Andalucía fueron los que más información sobre gitanos publicaron. En cuanto al tratamiento, el informe destaca el caso de Baleares, donde el 53,38% de los textos analizados se catalogó como negativo. La prensa de La Rioja destacó por su imparcialidad, ya que el 86,67% de lo publicado tenía un enfoque neutro sobre los gitanos.
Los peores resultados los recoge el análisis de televisión, medio que califica el informe de "semilla de racismo" a partir del estudio de 17 horas de grabación de programas emitidos en 2013 en los que aparecían gitanos. Llegan a la conclusión de que están "cargados de sensacionalismo y mal gusto, presentan una y otra vez a los gitanos como seres primitivos y alejados de la sociedad, marginales y de baja calaña".