Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un dibujo de Goya se vende por 1.064.993 euros en una subasta londinense

El dibujo, titulado "El ladrón de nidos", del pintor español Francisco de Goya, se ha vendido hoy en Londres por 1.339.722 dólares, un precio ligeramente superior al precio de salida que estimaba la casa de subastas Sotheby's. El dibujo, que pertenece a uno de los ocho álbumes privados del pintor español, no salía a la venta desde 1877. EFEtelecinco.es
Un dibujo perteneciente a uno de los ocho álbumes privados del pintor español Francisco de Goya y Lucientes se ha vendido hoy en Londres por 1.339.722 dólares, un precio ligeramente superior al precio de salida que estimaba la casa de subastas Sotheby's.
El dibujo, titulado "El ladrón de nidos", que no salía a la venta desde 1877, pertenece al álbum F de Goya conocido como el "Álbum Sepia" o "Imágenes de España" y había sido valorado por Sotheby's entre 1.005.895 y 1.332.800 dólares
Es éste uno de los ocho "álbumes privados", series de dibujos que el artista fue juntando en volúmenes a lo largo de su carrera.
El dibujo, de 200 por 140 milímetros, presenta una escena más inquietante que otras de la serie dedicada a la caza ya que Goya plantea en él la idea del "cazador cazado" al reflejar los peligros asociados al robo de nidos de águila
El ladrón de nidos pende por su cintura de una cuerda, suspendida de una roca, mientras aparece amenazadora en el horizonte el águila que lleva en el pico la liebre que acaba de cazar.
Las páginas del "Álbum F", que, según los expertos, se realizó entre 1812 y 1820, fueron numeradas por el propio Goya y la última que se conoce es la 106.
Uno de los nietos del pintor vendió los álbumes al pintor Federico de Madrazo, que decidió deshojarlos para vender una parte e incorporar a su colección los dibujos restantes.
Este último volvió a numerarlos de su puño y letra de manera que en la lámina del cazador de nidos aparece un 84, correspondiente a la numeración inicial de Goya, y un 38, en la de Madrazo.
Los dibujos de los álbumes privados de Goya se dispersaron y fueron a parar a colecciones tanto públicas privadas.