Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La editorial Edhasa crea un premio de novela histórica para "devolver el rigor" al género

Quiere situarse como el premio con más prestigio del género, mediante un jurado "indiscutible"
La editorial Edhasa ha creado el Premio Edhasa de Narrativas Históricas para "devolver el rigor" al género de las novelas históricas, ha anunciado el presidente de la editorial, Daniel Fernández, este miércoles en rueda de prensa.
Entre los diferentes premios de novela histórica que existen, éste busca diferenciarse del resto para convertirse en el más valorado de todos: "Este espacio no está ocupado. Queremos que el premio tenga un prestigio indiscutible", ha afirmado Fernández.
Para ello, han apostado por un jurado "independiente, que hable por sí mismo y lo más indiscutible posible", presidido por el escritor y profesor de literatura Santiago Posteguillo.
Los periodistas culturales y escritores Jacinto Antón, Sergio Vila-Sanjuán y Mari Pau Domínguez completan el jurado, junto al mismo Fernández.
El premio está dotado con 10.000 euros, está abierto solamente a obras escritas en castellano y ambientadas temporalmente hasta la Segunda Guerra Mundial --incluida-- y elegirá entre los manuscritos que se presenten hasta el 15 de noviembre de este mismo año, que deben ser inéditos.
"Convocamos el premio para mirar de encontrar nuevos escritores, aunque evidentemente no rechazaremos a autores consagrados", ha concretado el editor.
HISTORIAS BUENAS Y RIGUROSAS
El premio busca alinearse con el criterio seguido por la editorial en cuanto a este género: "En primer lugar, que sean buenas novelas, bien escritas y con buenas historias. 'Histórica' es un adjetivo. Pero a la vez, que tenga rigor histórico, evitando los errores y anacronismos", ha detallado Fernández.
Para el responsable de Edhasa, es lícito inventarse hechos y personajes, pero lo que cuenta es que haya verosimilitud; en este sentido valora la existencia de un apéndice que exponga qué es real y que es ficticio, aunque rechaza las notas a pie de página.
"Estamos en un momento un poco extraño. La novela histórica parece que está muy de moda, pero en muchos casos se utiliza la historia como simple telón de fondo", ha lamentado Fernández, poniendo como ejemplo las historias románticas donde se proyectan las formas de relación amorosa actuales hacia el pasado sin tener en cuenta que ha cambiado con el tiempo.
CELEBRACIÓN DE LOS 40 AÑOS
Esta es la primera vez que Edhasa convoca unos premios, rompiendo con su propio criterio: "Los premios, sobre todo de obra inédita, son muchas veces una forma de marketing", ha afirmado Fernández al presentar esta convocatoria.
No obstante, consideraron que hacerlo era "la forma más adecuada de celebrar que la colección editorial de narrativa histórica lleva viva 40 años y alcanza los 500 títulos", unos hitos que prevén conseguir el año que viene, momento en que se entregará el premio --prevén que a finales de enero.
"Abriremos las puertas y haremos como Jaume Sisa: diremos a todo el mundo 'Pasad, pasad'. Que vengan todos los que quieran", ha concluido el presidente de la editorial.