Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exitosa pasión de Patricia Pérez

Acaba de prestar su imagen para la última campaña de las picotas del Jerte pero su pasión ya no está delante de las cámaras. Hace cuatro años Patricia Pérez abrió su propio centro de naturopatía en el que pasa consulta y piensa en su próximo manual de cuidados. Sería ya el cuarto, ya que el último en publicarse "Yo sí que me cuido", está a punto de comenzar su segunda edición.
La que fue copresentadora del programa de corazón Mama Mía junto a Víctor Sandoval, se dedica ahora a ayudar a los demás a cuidar su cuerpo y su mente. Pero la comunicadora, de cuarenta y tres años, no se introdujo en este mundo por casualidad. Cuando era joven sufrió una anafilaxia que la obligó a mirar con lupa su alimentación.
Ahora, su pasión se ha convertido en su profesión y el éxito, aunque no es lo más importante para a ella, la acompaña en cada uno de sus proyectos. A su lado, siempre su marido, el productor y guionista Luís Canut, con el que contrajo matrimonio hace nueve años en Pontevedra. Aunque la pareja no ha podido tener hijos, la gallega disfruta mucho de los hijos de su gran amiga Amelia Bono y su marido Manuel Martos.
"HICE NUTRICIÓN PERO ME CONSIDERO NATURÓPATA"
CHANCE (CH): ¿Siempre has sido consumidora de picotas?
PATRICIA PÉREZ (PP):En mi casa siempre se consumió la picota del Jerte, mi padre tenía también un árbol de picotas y cerezas. Cuando me dijeron que diera una charla sobre la picota del Jerte no me lo creía, es cómo el Alejandro Sanz de la música.
CH: ¿Cómo te introdujiste en este mundo?
PP: Me introduje en este mundo porque tengo mala salud, nunca me encuentro bien. A los veintiséis años me dio una anafilaxia, un paro multiorgánico, como una reacción alérgica muy heavy y me dijeron que no comiera nunca sola, por ser alérgica a los ácaros del polvo y la comida, así que me asusté mucho. Luego me dieron tres más, por eso tengo el cuerpo lleno de marcas, tengo mis cosillas. Empecé leyendo revistas y después me formé, hice nutrición pero me considero naturópata.
CH: ¿Qué te aporta personalmente ser una experta en esto?
PP: Todo, me dedico a ello profesionalmente y es mi pasión. Empecé en la televisión muy jovencita pero nunca fui 'farándulera', nunca salí mucho, mi hobby era estudiar, vivía en la biblioteca, me formé en todo lo que pude y sigo haciéndolo. De repente un día me dijeron que por qué no hacía un blog, pensé que no le iba a importar a nadie. Yo no tengo límites profesionales, ni retos, ni nunca me marqué nada, ahora tengo un centro de naturopatía, desde hace cuatro años y va evolucionando.
"YO NO TENGO LÍMITES PROFESIONALES, NI RETOS, NI NUNCA ME MARQUÉ NADA"
CH: ¿Qué tal te va?
PP: Estoy muy contenta, tengo mucha gente y hay gente que viene cada estación, no hay que estar ahí fichando.
CH: ¿No te ha sido difícil emprender tu propio negocio?
PP: No, para nada, no me considero una emprendedora, aunque tengo dos negocios, una productora y esto. No voy a ganar dinero a mi consulta, es verdad que cobro pero empecé gratis. Tengo muchos gastos porque hago muchas cosas en mi consulta que no tendría por qué. Yo siempre tengo el mismo sueldo. Nunca me lo plantee como negocio, con mi productora sí porque me juego mi hipoteca. Ahora voy a hacer un programa, le produzco yo, saldrá en septiembre en Foxlife. Pero con la consulta, no me planteo el dinero, sino que la gente que venga se encuentre mejor.
CH: ¿Cuáles son los principales errores que cometemos con la alimentación?
PP: No me gusta hablar de generalidades, pero cenamos fruta, mucho lácteo, bebemos poca agua, masticamos poco, no respetamos los horarios, más que lo que comemos son ese tipo de cosas...
CH: Más allá de la alimentación, ¿cómo te cuidas?
PP: En todo, pero no hago demasiado deporte porque primero tengo cuarenta y tres años, trabajo muchas horas y lo que hago es pilates dos o tres día a la semana y salgo a andar. Tampoco tengo una estructura muy fuerte, no todo el mundo necesita hacer tanto deporte. Y luego me hago mis cremas con cosas naturales, llevo cinco años haciéndome mis cremas, mis productos para el pelo, mi gloss, no compro cosmética, utilizo maquillajes ecológicos, que también se pueden hacer. Yo soy muy Juan Palomo. Y para el pelo uso mucha manteca de carité, en el pelo, en la cara.
CH: ¿Has introducido a tu marido en este mundo?
PP: No, la gente se introduce sola. Llevo con mi marido once años y al principio cuando yo iba a la compra le compraba bollos, porque él no quería comer así y yo no soy nadie para decirle lo que tiene que comer. Pero luego cuando se encontraba mal y le recomendaba algo lo notaba, ahora es más fanático que yo, usa las cremas que yo le hago, además yo ahora hago más terapias como reflexología.
"NUNCA SALÍ EN LA TELE PENSANDO EN LA GENTE QUE ME VEÍA DESDE SUS CASAS"
CH: ¿No echas de menos la televisión?
PP: No, no lo echo de menos, nunca me consideré periodista, soy comunicadora, echo de menos el mundo de la redacción que es muy divertido, el ir a publicidad, pero lo demás no. Nunca salí en la tele pensando en la gente que me veía desde sus casas.
CH: ¿La gente te pide muchos consejos?
PP: Sí, muchos.
CH: ¿Qué tal te va con tu último libro?
PP: Muy bien, me siento muy agradecida, el primero va por la octava edición, el segundo por la tercera y este dentro de poco la segunda. Pero con que le vaya bien a dos personas ya me llega, no hago las cosas pensando en el éxito sino desde el corazón.
"NO HAGO LAS COSAS PENSANDO EN EL ÉXITO SINO DESDE EL CORAZÓN"
CH: ¿Todo lo haces por los demás?
PP: Sí, pero tampoco mucho. Mi marido dice que sí, pero yo no lo veo así. Tengo mucha gente a la que ayudo, yo ya lo tengo todo en la vida.
CH: ¿Qué tal está Amelia?
PP: Muy bien.
CH: ¿A ti también te pilló por sorpresa?
PP: No, yo de Amelia me lo sé todo, soy la madrina de su hijo y la llevo desde su primer embarazo, a ella y a sus hijos.
"PRIMERO HAY QUE VER COMO COME SU MADRE, HAY QUE PREDICAR CON EL EJEMPLO"
CH: ¿Y a un niño le cuesta más seguir este tipo de normas alimenticias?
PP: No, un niño es igual que nosotros, necesita lo mismo. Primero hay que ver como come su madre, hay que predicar con el ejemplo.
CH: ¿Está triste porque sea una niña?
PP: No.
CH: ¿Sigues pensando en la maternidad?
PP: No, no puedo ser madre por eso no tengo hijos.
CH: ¿Sacarás un cuarto libro?
PP: Yo ya sé de qué va a ir pero todavía no he empezado a escribirlo. No a ser para el año que viene. Yo no tengo proyectos, lo primero es mi vida personal y luego está la profesional.