Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una exposición recoge joyas del Rif como reflejo de la convivencia entre culturas

Detalle de varias de las joyas que forman parte de la exposición "Las joyas del Rif", una muestra de la multiculturalidad nacida de la convivencia entre judíos, árabes y cristianos, que se puede visitar en Vitoria. EFEtelecinco.es
La muestra "Las Joyas del Rif" se expone desde hoy en Vitoria como reflejo de la multiculturalidad nacida de la convivencia entre judíos, árabes y cristianos a lo largo de los siglos.
La exposición está organizada por la Consejería de Cultura de la Ciudad Autónoma de Melilla y ha llegado a Vitoria de la mano de la Agencia de Revitalización de la Ciudad Histórica de la ciudad.
La exposición es fruto del trabajo del profesor Claudio Barrio, vitoriano afincado en Melilla, y recoge la multiculturalidad que durante siglos se ha respirado en dicha ciudad, en la que han convivido y conviven judíos, árabes y cristianos.
La muestra, que ha contado en su inauguración con la presencia de Barrio y de la consejera de la Ciudad Autónoma de Melilla, Simi Chocrón, es una colección de joyas que destacan por su simbología, su importancia social, y sus métodos de elaboración.
Según ha explicado Chocrón, las joyas rifeñas están cargadas de simbolismos esotéricos con la función de alejar los maleficios. Así, tienen como principales cualidades la de prevenir el mal de ojo, propiciar la fertilidad y alejar a los "yenún" o demonios.
También son un reflejo de la clase social de la mujer que las portaba, así como de su origen geográfico y, además solían constituir el grueso de la dote de las novias.
En su elaboración, a base de plata, nácar, piedras preciosas o coral, destaca la labor de los orfebres y plateros judíos, autores de la mayoría de ellas, que utilizaban técnicas procedentes en muchos casos de Al-Andalus.
La exposición se ha instalado en el edificio de El Portalón de Vitoria, la construcción civil más emblemática del Casco Medieval de la ciudad y antigua casa de postas que acogía a los viajeros en el siglo XV.
Las personas que quieran contemplar las 120 piezas artísticas de la muestra, podrán hacerlo hasta el 25 de febrero.