Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El final de la saga Harry Potter se verá en 3D

Los estudios Warner distribuirán las dos últimas entregas de la saga Harry Potter con la nueva tecnología de tres dimensiones, según adelantó este martes la revista The Hollywood Reporter. A falta de una confirmación oficial, fuentes de este medio informaron de que Warner está satisfecho con el resultado de sus pruebas para adaptarse al 3D realizadas para el remake del clásico Clash of the Titans.
El éxito arrollador de Avatar, convertida ya en la película más taquillera de todos los tiempos, animó al estudio a apostar por el mismo formato para una de sus grandes franquicias.
Las dos partes de Harry Potter and the Deathly Hallows con la que se pondrá punto y final a esta saga del niño mago se podrán ver en tres dimensiones.
La conversión a 3D supondrá un incremento de 5 millones de dólares por película y Warner se hará cargo además de otros 5 millones de dólares derivados de la necesidad de emplear gafas polarizadas en las salas de cine para ver los filmes.
La primera entrega de Deathly Hallows llegará a las salas el 19 de noviembre y la historia se cerrará en el verano de 2011 con el estreno del último capítulo el 15 de julio.