Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fundaciones Ortega y Gasset y Gregorio Marañón se fusionan

El presidente, el vicepresidente, el director general y el patrono de la Fundación Ortega-Marañón, José Varela (d), Gregorio Marañón y Bertrán de Lis (i), Jesús Sánchez Lambas (c-sentado) y Alejandro Fernández de Araoz y Marañón, respectivamente, durante la presentación hoy de la nueva institución, fruto de la fusión de ambas fundaciones que perpetúan el legado de José Ortega y Gasset y Gregorio Marañón, cumplidos los cincuenta años de la desaparición de ambos intelectuales. EFEtelecinco.es
El legado de dos de las personalidades intelectuales más importantes del siglo XX se ha unido en la Fundación Ortega-Marañón, que nace de la integración de la Fundación Jose Ortega y Gasset y de la Fundación Gregorio Marañón.
La nueva Fundación custodiará el archivo de José Ortega y Gasset, el de la Residencia de Señoritas y el de Gregorio Marañón, los tres digitalizados, que en su conjunto constituirá uno de los archivos más completos de este periodo de la historia.
En el ámbito del pensamiento y la educación, la Fundación Ortega-Marañon, con su Instituto Universitario de Investigación, es una institución de referencia internacional con presencia en Europa y América Latina
José Varela Ortega, presidente de la nueva fundación, consideró que se trata de dos instituciones que tienen un parentesco muy estrecho y son complementarias a efectos académicos e intelectuales.
"Esta unión, fácil, natural y razonable, nos abre un abanico de especialidades científicas y su divulgación, y de la ciencia como cultura", señaló Varela, quien destacó la dimensión de una fusión que responde al talante liberal y tolerante de ambas fundaciones. "Aquí están todos y caben todos".
Alejandro Fernández de Araoz, patrono de la Ortega-Marañón, consideró que la Fundación Marañón, de la que ha sido secretario general 23 años, podía "adolecer de cierta permanencia en el futuro ya que depende mucho de la familia y, dado que había tantos patronos que estaban en las dos instituciones, se ha llegado a una fusión muy feliz que va a permitir que ambas trabajen conjuntamente".
El fondo documental de la Fundación Marañón "que para nosotros tiene una gran importancia, va a quedar incorporado a la nueva fundación como corpus separado".
El puesto de director general de la Fundación Ortega-Marañón lo ocupa Jesús Sánchez Lambás, para quien esta unión es "la creación de un nuevo apellido cultural que integra a las dos grandes inteligencias del siglo XX".
La nueva fundación no solo se va a ocupar de ambas personalidades, sino a proyectar sus obras, vivas en la sociedad española y europea.
"Su vocación es seguir siendo un lugar sin fronteras, no sectario, donde se profundice en Europa y en América, dejando de lado personalismos y localismos para servir a la sociedad de su tiempo.
Gregorio Marañón, vicepresidente de la Fundación Ortega-Marañón, destacó el hecho extraordinario que supone la integración de dos fundaciones culturales de esta envergadura "que constituye una apuesta en tiempos de crisis".