Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un gestor de fondos de inversión paga 500 millones de dólares por dos cuadros

El multimillonario coleccionista de arte Ken Griffin, gestor del fondo de inversión Citadel, ha pagado 500 millones de dólares (449,5 millones de euros) por la compra de dos cuadros expresionistas abstractos, rompiendo el mercado de arte.
El acuerdo, que se cerró el pasado otoño, fue por la pintura de 1955 de Willem Koonig 'Interchange' por 300 millones de dólares (269 millones de euros) y cerca de 200 millones de dólares (179 millones de euros) por 'Number 17A' (1948) de Jackson Pollock, según recoge Europa Press de varios medios estadounidenses.
El precio de ambas piezas supone un récord para estos artistas expresionistas abstractos, mientras que 'Interchange' iguala el récord alcanzado hace un año por el cuadro de Gauguin 'Nafea Faa Ipoipo' ('¿Cuándo te casarás?'), adquirida por la Autoridad de Museos de Qatar
Griffin, benefactor del Instituto de Arte de Chicago, ha permitido durante un tiempo la cesión de estas obras en esta institución. "Estas dos obras icónicas nos permiten compartir maravillosos momentos del poder transformativo del arte en la Historia de la postguerra", señaló en su momento James Rondeau, presidente del Instituto de Arte de Chicago.
Griffin es un reconocido inversor en arte con una fortuna considerable. En el año 2014, alcanzó un récord de ingresos de un fondo inversor, con 1.300 millones de dólares (1.169 millones de euros), según la revista 'Alpha'. En 2014 donó 19 millones de dólares (17 millones de euros) al Instituto de Arte de Chicago y 40 millones de dólares (35,9 millones de euros) al Museo de Arte Moderno, entre otras donaciones.