Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué es lo que más haces en las primeras citas y que luego jamás harás?

El comienzo de una relación es, posiblemente, la mejor etapa de todas. Es cuando empieza una estela de "primeras veces" que serán irrepetibles y donde viviremos sensaciones únicas conociendo a nuestra media naranja. La primera cita, el primer beso, la primera discusión o la primera escapada juntos.
El primer viaje es uno de los capítulos más importantes y es normal que nos asalten muchas opciones para que todo sea perfecto: playa o montaña, un hotel de lujo o uno más pequeño y con encanto o qué actividades vamos a organizar en el tiempo libre.
Otra de las mayores preocupaciones es el cuándo, siempre nos preguntamos ¿será demasiado pronto? Te gusta esa persona, y lo sabes, pero temes precipitarte y espantarle, pues bien, ya no tienes de qué preocuparte porque según los datos extraídos de LoveGeistTM, el estudio desarrollado por TNS para Meetic, sabemos que el 36% de los solteros españoles consideran que un mes es tiempo suficiente para organizar el primer viaje en pareja, en concreto, los hombres están algo más convencidos de ello pues el 40% piensa de este modo.
Las mujeres, en cambio, son un poco más prudentes y prefieren esperar a conocer mejor a su pareja antes de lanzarse a hacer la maleta, y es que según este estudio, el 31% de las solteras españolas prefieren esperar hasta el tercer mes de relación para irse de viaje. Una gran mayoría de los españoles, nada más y nada menos que el 82%, optaría por hospedarse en un hotel pequeño y con encanto, algo íntimo para esta primera vez. Además, tras este estudio, hemos comprobado que en muchas ocasiones el tamaño sí importa, el 87% de los encuestados considera muy importante que la cama sea de gran tamaño.
Antes de incluir la mitad de tu armario en la maleta te has de plantear el tipo de viaje que vas a realizar y qué necesitarás. Según se desprende del estudio, el 64% de los solteros españoles prefieren viajar fuera de la ciudad. Además, a los españoles nos gusta el calor y eso se nota, hay más probabilidad de que vayas a la playa que a la montaña.
MOMENTOS BOCHORNO, QUE LLEGADA LA CONFIANZA SE ESFUMAN
Cuando emprendemos nuestro viaje romántico todo se vuelve de color de rosa, la ilusión nos inunda y estamos deseando vivir unos días de ensueño llenos de felicidad, arrumacos y buenos momentos juntos. Sin embargo, no todo es tan bonito como parece, debemos bajar de la nube en muchos momentos y vivir la realidad del día a día. Nuestros hábitos y manías pueden jugarnos una mala pasada, y qué decir de esos momentos más íntimos que nos llevan a preguntarnos qué imagen van a tener de nosotros. ¿Y si ronco? ¿Qué hago si tengo ganas de ir al baño? Cuando llegan estos momentos, la feliz aventura se convierte en una odisea.
Roncar e ir al baño son los momentos más temidos y a la vez bochornosos para los solteros encuestados, el 44% de los solteros españoles teme roncar delante de su pareja y un 30% acudir al WC. Otros instantes que nos hacen sacarnos los colores son quedarse sin tema de conversación, tener una discusión o caer enfermo.
COSAS QUE HACES AL PRINCIPIO Y QUE LUEGO NUNCA HARÁS
Existe, aunque no lo creamos o no lo reconozcamos, una parte importante de solteros que cree que la magia hay que trabajársela y por ello, el 35% de los solteros españoles, para evitar estos "momentos bochorno", se despertaría cinco minutos antes para ir al baño, el 23% para cepillarse los dientes, el 11% para darse un poco de colorete como un "pre-wake up" y el 23% se despertaría antes para prepararle un buen desayuno a su pareja.
Quién sabe si mientras duermes, tu compañero de nidito de amor se levantará de la gran cama sigilosamente y se lanzará a darte los buenos días con un aliento fresco y un maravilloso desayuno. Seguramente cuando levantes lo primero que pienses sea ¿Me habrá oído roncar?
Nos llama la atención hasta donde llega esta tendencia, pues consideramos más preocupantes estos momentos de timidez antes que aspectos que, a priori, pueden ser importantes, como por ejemplo, perder la maleta o el móvil, hospedarse en un hotel sucio o incluso olvidarte el neceser tras las vacaciones. Esto son gajes del oficio en una nueva relación, que con el paso del tiempo y las experiencias de una pareja, llegará el momento en el que, cómo dicen, la confianza de asco y ¿quién te prepara el desayuno matutino todos los días?