Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los japoneses no saben decir ni "loca" ni "maricón"

La obra de Bolaño conquista Japón. Foto: EFE.telecinco.es
El Instituto Cervantes de Tokio presentó este viernes la primera versión en japonés de Los detectives salvajes junto con sus dos traductores, que hallaron en el lenguaje soez y la diversidad de registros que utiliza Roberto Bolaño la mayor dificultad en su trabajo. Takaatsu Yanagihara y Kenji Matsumoto, los traductores al japonés de la que es la obra más aclamada del escritor chileno, junto con la póstuma 2666, reconocieron que las acepciones de homosexual que utiliza el personaje Ernesto San Epifanio en la obra, como "loca" o "maricón", fueron la parte más difícil del proceso de traducción.
"Tuve que realizar un profundo proceso de investigación para dar con las palabras adecuadas en japonés, pero lo pasé muy bien traduciendo palabras soeces pese a los problemas con los editores", indicó Yanagihara, traductor además de Alejo Carpentier.
Para Matsumoto, la obra de Bolaño, fallecido en 2003 a los 50 años de edad, es de una gran riqueza lingüística, ya que se vale de muchos tipos de habla en castellano, desde el que utiliza un joven en México hasta la de un español.
En este sentido, Matsumoto, responsable de la primera traducción de Bolaño en Japón, Llamada telefónica, destacó la importancia de las fronteras en su obra y su narrativa, que definió como "perteneciente al mundo de la poesía".
Según Fumiaki Noya, catedrático y moderador de un debate sobre Bolaño ante el público japonés, Los detectives salvajes será bien recibida en el país asiático por los lectores jóvenes porque es divertida y contiene gran variedad de historias y mundos.
En Japón, Los detectives salvajes ha mantenido la literalidad del título y ha sido publicada por la editorial Hakusuisha en dos tomos, que suponen la aparición en el país de una de las novelas más reconocidas de Bolaño, traducida a otros 12 idiomas y galardonada con el Premio Internacional Rómulo Gallegos.