Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Era un maestro de lo fantástico"

McQueen, de 40 años, falleció en vísperas de la celebración de la Semana de la Moda de Londres y sólo once días después de la muerte de su madre.
Artistas como Lady GaGa y Rihanna vestían los diseños de McQueen, amigo de la modelo Kate Moss, que expresó su pesar y transmitió sus condolencias a la familia a través de su representante.
La actriz Helena Bonham Carter, cuyo marido, Tim Burton, colaboró con McQueen en algunos de sus diseños, declaró que "es horrible que alguien esté tan devastado por la muerte de su madre".
"Creó desfiles sorprendentes"
El ministro de Cultura del Reino Unido, Ben Bradshaw, destacó la "extraordinaria contribución" de McQueen a la moda británica y alabó su "talento y creatividad".
La directora de la edición británica de Vogue, Alexandra Shulman, dijo que Lee McQueen (el nombre auténtico del modisto) "influyó en toda una generación de diseñadores" y agregó que "su brillante imaginación no conocía límites".
"Era un maestro de lo fantástico, que creó desfiles sorprendentes que combinaban el diseño, la tecnología y la acción y por otro lado era un genio moderno cuya estética gótica han adoptado las mujeres de todo el mundo", dijo Shulman.
"Una enorme fuente de inspiración"
Katherine Hamnett, Vivienne Westwood y Matthew Williamson fueron otros diseñadores que expresaron su pesar tras conocer la noticia.
Williamson declaró que McQueen, tanto para él como para otros diseñadores, siempre fue una "enorme fuente de inspiración" ya que poseía "una genialidad y un talento incomparables".
"De alguna manera tengo que reponerme"
McQueen hizo público el fallecimiento de su madre a través de su página de Twitter, en la que dejó escrito: "but life must go on!" (pero la vida debe continuar).
El domingo el diseñador escribía a través de esta red social que había pasado una semana "jodidamente horrible", agradecía el apoyo de sus amigos y afirma: "de alguna manera tengo que reponerme".
El diseñador, conocido en sus comienzos como el "hooligan" de la moda inglesa por su pelo rapado y sus botas de estilo militar, se caracterizaba por la extravagancia de sus diseños y presentaciones, como la recreación de un naufragio para presentar su colección de 2003 o de una partida de ajedrez con figuras humanas en la de 2005.