Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mundo de la moda llora la muerte de Alexander McQueen

El modisto Karl Lagerfeld, director creativo de Chanel, y el multimillonario responsable de la casa Yves Saint-Laurent (YSL), Pierre Bergé, lamentaron la muerte del diseñador británico Alexader McQueen. Para el diseñador Carlos Díez, McQueen "trascendía los límites de la belleza".
El trabajo de McQueen era "muy interesante, jamás banal", aseguró Lagerfeld, quien señaló que en los diseños del británico había siempre "una atracción por la muerte" y era algo "deshumanizado".
Por su parte Bergé, el que fuera compañero sentimental del fallecido modisto Yves Saint-Laurent, indicó que McQueen era un "apasionado de la moda" cuyos "shows eran interesantes y hermosos", aunque recordó unos inicios algo fracasados en París del fallecido en aparente suicidio.
Sobre la muerte del modisto de 40 años, Nathalie Rykiel, directora de la casa Rykiel, declaró que se trata del deceso de un hombre de "muy, muy gran talento", al que calificó como a uno de los creadores de moda más importantes del mundo.
El presidente de el grupo francés PPR, François-Henri Pinault, al que pertenece el grupo de lujo Gucci -propietario del 51% del grupo Alexander McQueen- saludó en un comunicado a "uno de los más grandes creadores de su generación", una persona con un "genio a veces provocador" al que también describió como a "un visionario, un vanguardista".
La alegría de alguien capaz de saludar en la pasarela al final de uno de sus desfiles vestido de peluche era uno de los rasgos distintivos del creador británico, del que el diseñador Carlos Díez destacó "la continua búsqueda de la innovación tanto en la ropa, el maquillaje o los complementos".