Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición de Barcelona avala el proyecto de reforma de la fachada del Liceu

Pone en valor su apertura al barrio y ganar protagonismo en La Rambla
Los grupos de CiU, C's, ERC, PSC y PP en el Ayuntamiento de Barcelona valoran positivamente la intervención proyectada por el Gran Teatre del Liceu para reformar su fachada, que va a cargo del artista Frederic Amat y prevé colocar sobre el equipamiento decenas de semicírculos de cerámica.
Este martes, el responsable de la propuesta, el artista Frederic Amat, ha presentado y defendido el proyecto ante el recién constituido Consell Assessor d'Art Públic de Barcelona, que se posicionará sobre el proyecto en una próxima reunión al no haber consensuado su valoración en este encuentro, el primero que celebra el organismo.
La nueva propuesta ha reducido el impacto visual respecto a la inicial, al disminuir la densidad y el diámetro de los círculos adheridos a la fachada.
En declaraciones a Europa Press, el líder municipal de CiU, Xavier Trias, ha resaltado que las propuestas artísticas siempre son discutibles, pero que él defiende un proyecto que considera que dará una mejor imagen al Liceu, y ha animado a seguir trabajando para abrirse al barrio.
"Creo que esto quedará mejor, pero no exageremos. Lo que puede ayudar mucho al Liceu es que se abra al barrio, pero no será sólo porque se mejore la fachada; llamará la atención, pero lo importante es que se abra a la gente del barrio y la ciudad, y ya está haciendo esfuerzos en este sentido", ha reflexionado el exalcalde.
La líder de C's en el Ayuntamiento, Carina Mejías, ha defendido que la reforma de la fachada representará un impulso para el Liceu porque "le dará mucho más protagonismo en la Rambla", ya que considera que actualmente puede pasar algo desapercibido.
"La propuesta es provocadora y, como no soy experta en arte, no diría si es buena o no, pero pienso que generará debate público, que es lo que debe generar el arte, y estoy segura de que hará al Liceu mucho más protagonista de la Rambla de lo que ha sido hasta ahora", ha reiterado a Europa Press.
INNOVACIÓN Y APERTURA AL BARRIO
El líder municipal republicano, Alfred Bosch, ha defendido que se debe "fomentar la preservación del patrimonio pero también la innovación artística y la participación de los vecinos implicados", y ha resaltado que los políticos no son artistas ni técnicos de patrimonio.
"Si los técnicos dicen que la fórmula que presentan desde el Liceu es correcta, creeremos a los técnicos. Si los artistas dicen que la fórmula es innovadora y buena para la ciudad, daremos libertad de expresión a los artistas, faltaría más, y si los vecinos aceptan la propuesta, nosotros también la aceptaremos", ha resaltado.
Por su lado, el concejal socialista Daniel Mòdol considera que la propuesta abre un debate acerca de cómo intervenir sobre edificios protegidos y de valor patrimonial, y ha avisado de que "se está focalizando excesivamente en la intervención del artista cuando es un proyecto que incluye factores interesantes, como las intervenciones que se harán en la planta baja para mejorar la relación del equipamiento con el entorno".
"Esta intervención no sólo consiste en colocar unas anillas en la fachada", ha aseverado Mòdol, que ha señalado que incluye aspectos urbanísticos más importantes y que es más interesante abordar la transformación del espacio público de la Rambla que no el debate puramente estético de la fachada.
El presidente popular municipal, Alberto Fernández, ha resaltado que el proyecto debe mejorar la fachada y también la conexión del equipamiento con la Rambla y el barrio, aunque discrepa de la estética de la propuesta artística.
"Lo que cuestiono son los aros previstos en la fachada. Sobre gustos no hay nada escrito, pero no me gustan los aros, y algunos barceloneses calificarían la fachada como la casa de los 'piercings'", ha afirmado.
La CUP-Capgirem ha asegurado que no ha recibido información sobre el proyecto por parte del Gobierno municipal, y ha rechazado valorar la propuesta de la reforma sin conocer la iniciativa con más detalle.
Fuentes del equipo de Gobierno han señalado este martes que el proyecto sigue su curso administrativo, y han recordado que la valoración del Consell Assessor d'Art Públic no es vinculante y que se abordará en un próximo encuentro por el momento sin fecha.