Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pastelero y poeta Lluís Riera vincula cacao y poesía en el libro 'Cacáhuatl'

El poeta y pastelero Lluís Riera ha lanzado el libro 'Cacáhuatl. 51 dolços poemes de xocolata amarga' (Pol·len Edicions), un poemario que vincula chocolate y poesía en un acto de homenaje al cacao.
En rueda de prensa, el poeta ha explicado que este recopilatorio de poemas pone sobre la mesa, sobre todo, el amor hacia un oficio y una pasión, y en éste transmite su situación personal, sus sentimientos y obsesiones.
"Considero que el chocolate es poesía y tiene trascendencia. Hacer chocolate es un acto poético que es aportar mi energía, conocimiento y ganas en diferentes formatos", ha explicado el pastelero
Tras autoeditar tres libros anteriormente, el autor ha lanzado este poemario con el que une su oficio, la pastelería, con su pasión, la poesía: "No tengo capacidad de dividir las cosas o encuadrarlas, y creo que está todo interconectado".
COMO OTROS POETAS
Ha reivindicado que han sido muchos los escritores que han compaginado su oficio con la pastelería, como los autores J.V. Foix, Salvador Espriu y Ovidi Montllor: "No es una cosa que viene de nuevo, sino que es más de lo mismo".
Las fotografías, con especial relevancia y obra de Pol Vila, son el reflejo de "muchos pequeños momentos poéticos que suceden dentro de la pastelería" con detalles que suceden donde se trata el chocolate de manera manual con diferentes texturas, volúmenes y que son capturas del proceso de creación poética.
El autor presentará su libro con degustaciones de una docena de chocolates vinculados a una docena de poemas, siendo estos maridajes como "un viaje iniciático que pivota en tres aspectos: organoléptico, poético y la parte más informativa de historia y contenido del cacao que hace de nexo entre los dos elementos".
Chocolate blanco con pétalo de rosa deshidratado: es una de las más poéticas, una de las más dulces, que tiene un pétalo deshidratado que es importante en la cultura catalana, que trasciende cualquier imagen.
Por ejemplo, entre su selección incorpora un chocolate ahumado con el que teje una crítica a la sociedad opulenta representada en el humo de los puros; plantea un chocolate con leche que representa aquel comercializado por las multinacionales que deja un sabor amargo como la explotación infantil que conlleva, y un chocolate negro con sal que es un retorno al pasado simbolizando cómo éste se tomaba.