Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El peor momento de Charlie Sheen

Charlie Sheen se siente estafado. El actor de 50 años atraviesa una complicada situación financiera, que intentará contrarrestar con la demanda que sus abogados preparan contra la cadena FX, en la que el intérprete protagonizó entre 2012 y 2014 su última gran serie, Terapia con Charlie. Según adelanta el portal TMZ, el hijo de Martin Sheen cree haber perdido alrededor de 40 millones de dólares por las reposiciones de la comedia.
Charlie posee un 30% de la serie y se ha sabido que ha exigido a los ejecutivos del canal la parte correspondiente a las reemisiones que está llevando la cadena. Sin embargo, Sheen ha recibido todo tipo de excusas, como que la producción estaba por encima de lo presupuestado o que se han encontrado con gastos imprevistos.
Anger Management fue la ficción con la que el hermano de Emilio Estevez continuó su estrellato en televisión tras su aciaga salida de la comedia de la CBS. Desde el primer episodio, la serie fue un éxito, rozando los seis millones de espectadores.
Sus dos últimas incursiones televisivas, Los Goldberg y #Cybriety, donde se encarna a sí mismo, han pasado sin pena ni gloria, y, salvo su presencia en el drama Nine Eleven, junto a Whoopi Goldberg, la agenda de Sheen es un reflejo de su delicada situación personal.
El pasado mes de noviembre, el actor se vio obligado a revelar en un programa de televisión ser portador del virus del sida, ante las múltiples extorsiones que ejercían algunas de sus amantes para sacar provecho económico de su delicada situación médica. El que fuera el actor mejor pagado de Hollywood a principios de 2000 ha tenido que poner a la venta algunas de sus propiedades, y hacer así frente a las pensiones de manutención de sus cuatro hijos menores de edad. Además, esta misma semana se hacía pública la demanda de American Express por el impago de 255.000 dólares de su tarjeta de crédito. Un descubierto del que responsabiliza a su antiguo asesor financiero.