Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 5.000 personas visitan la "Capilla Sixtina" valenciana para admirar sus frescos

Alrededor de 5.000 personas han visitado ya la Iglesia de San Nicolás de Valencia para admirar la restauración de sus frescos --que fue presentada el pasado jueves-- y conocer la que se ha llamado "la Capilla Sixtina" valenciana.
Su párroco, Antonio Corbí, ha señalado a Europa Press que este sábado, domingo y lunes calcula que entre 5.000 y 6.000 personas se han acercado a contemplar las pinturas. A su juicio, las sensaciones que han demostrado los visitantes pueden describirse con una "triple a": alegría, admiración y agradecimiento.
Tras tres años de trabajo y el empleo de las técnicas más avanzadas, la parroquia de San Nicolás ha sacado a la luz el esplendor de sus pinturas, casi 2.000 metros cuadrados de arte que, han convertido este lugar en un "templo de la fe y la creatividad".
Más de 41.000 horas de trabajo de un centenar de profesionales; 6.000 hojas de papel japonés para la fijación de las pinturas, 10.000 litros de agua destilada; 500 pinceles o 100 kilos de algodón son algunas de las cifras que revelan la magnitud de esta restauración, "la más importante realizada hasta la fecha a nivel internacional", según sus impulsores.
El proyecto ha sido coordinado por la Universitat Politècnica de València (UPV), con la colaboración de la propia parroquia, y ha contado con la financiación de la Fundación Hortensia Herrero, que ha destinado 4,7 millones de euros.
En total, se han restaurado 1.904 metros cuadrados de superficie pictórica --en la Capilla Sixtina fueron 800 metros cuadrados. Junto a las pinturas de la nave (diseñadas por Antonio Palomino y realizadas entre 1694 y 1701 por su discípulo Dionís Vidal), además, se han restaurado las capillas, las fachadas y las vidrieras.
A finales de 2013, la UPV y el Arzobispado de Valencia firmaron el acuerdo para acometer su rehabilitación. Durante los primeros meses de trabajo se descubrieron las pinturas originales del artista valenciano Dionís Vidal. Asimismo, en la fase de limpieza se utilizaron hasta seis procedimientos distintos y métodos muy novedosos.
Los trabajos han contando con el asesoramiento del director de la última restauración que se llevó a cabo en la Capilla Sixtina del Vaticano, Gianluigi Colalucci.