Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 8.000 personas asisten a El Paso de Riogordo, en el que colaboran más de 600 vecinos

Unas 8.000 personas han asistido este Viernes y Sábado Santo a la representación de El Paso de Riogordo (Málaga), un evento declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional de España y de la Comunidad Autónoma Andaluza, que este año ha alcanzado su edición número 63 y en cuya representación han participado más de 600 vecinos.
El buen tiempo ha permitido que vecinos y visitantes, entre ellos autoridades como el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, hayan disfrutado de la escenificación de la vida, Pasión y muerte de Jesucristo, con sus 14 escenas íntegras --una del Antiguo Testamento y el resto del Nuevo--.
Especialmente concurrida ha sido la representación de este Sábado Santo, con más de 5.000 asistentes, según ha informado a Europa Press el secretario de la Junta Organizadora de El Paso de Riogordo, Juan Gavilán, quien se ha mostrado "muy contento" con "la respuesta obtenida por parte del público", con "el excelente tiempo" y sobre todo con "la cantera de actores", de la que ha dicho que es "muy amplia y buena".
El Paso de Riogordo, municipio axárquico que cuenta con unos 3.000 habitantes y que está a solo 35 kilómetros de Málaga capital, se divide en dos partes: la primera sobre la vida pública de Jesús y la segunda, la Pasión propiamente dicha.
De nuevo una mujer ha estado al frente de la dirección de escena, Antonia Madrona, que en 2011 cogió el testigo dejado por José Enrique López para dirigir esta representación sacra, catalogada también por la Diputación como Fiesta de Interés Singular de la Provincia y que aspira a alcanzar la categoría de Fiesta de Interés Internacional.
ESCENAS
Las escenas que ofrecen mayor belleza plástica y colorido y que suelen atraer más al público son la que recoge la entrada de Jesús en Jerusalén, donde el pueblo le recibe con ramos de olivo y hojas de palma; la del sermón en la montaña, donde habla a los apóstoles y hasta la que llega un centurión que le pide que cure a su criado, así como la muerte en la cruz.
Otras de las escenas que pueden verse son el sacrificio de Isaac, el encuentro de Jesús con la samaritana, la elección de los 12 apóstoles, la curación de un ciego, la última cena, la oración en el huerto, el prendimiento, los juicios o la calle de la Amargura.
Este evento se ha desarrollado desde 1951 cada Semana Santa en el recinto natural de El Calvario, de 8.000 metros cuadrados y que se encuentra amurallado. Presenta cuatro pórticos --el del sanedrín, Poncio Pilato, el cenáculo de la última cena y el palacio de Herodes-- y espacios naturales como el huerto de los olivos.
El esfuerzo que ha hecho que El Paso de Riogordo sea un referente de la Semana Santa malagueña tendrá una nueva recompensa el próximo 25 de abril, durante la celebración en Macharaviaya del Día de Málaga, en el que la Diputación entregará la Medalla de Oro de la Provincia a los responsables de esta representación sacra.