Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer filme en Cannes demuestra que la torre de Babel existe y funciona

En la rueda de prensa de presentación de la película, Meirelles se ha presentado acompañado de los actores principales, entre los que había dos estadounidenses, un mexicano, una brasileña y dos japoneses. Y en la sala estaban también presentes los productores, de nacionalidad brasileña, japonesa y canadiense.
 
En la película que estaban presentes tres estadounidenses, un mexicano, canadienses, japoneses o brasileños. Destacó la actriz Julianne Moore, que calificó este hecho de "genial".
 
Meirelles ha explicado que el único secreto para encajar a todas estas diferentes nacionalidades ha sido la 'química' existente entre todos. Destacando que no hubo ni un solo problema durante el rodaje. "Fue realmente suave", "éste va a ser mi modelo de trabajo para siempre".
 
La buena química entre el equipo fue destacada también por el mexicano Gael García Bernal, que afirmó que durante el rodaje se creó 'una familia'. "Vivimos experiencias únicas", dijo García Bernal, que preguntó entonces a sus compañeros: "¿Sabéis a lo que me refiero, no?", obreniendo como contestación un rotundo "no" de Meirelles, ante las carcajadas del resto del equipo.
 
Incluso los actores japoneses, Yusuke Iseya y Yoshino Kimura, que hablan tanto en japonés como en inglés en el filme, destacaron en la rueda de prensa la facilidad de comunicación con el resto de miembros del equipo e Iseya llegó a decir que prefería usar el inglés como actor porque "es más simple que el japonés".  
 
Festival comprometido
 
La Palma de Oro del 61 Festival de Cannes será comprometida con su tiempo, a juzgar por el primer encuentro de los miembros del jurado con la prensa, en el que el compromiso social y la obligación de los políticos de asegurar el bienestar de la ciudadanía fueron temas recurrentes. Además, se ha sumado por tercer año consecutivo, a las voces internacionales que piden la liberación de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, secuestrada en Colombia desde hace seis años.
DCB