Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El puertorriqueño Marc Anthony llega a Bolivia para ofrecer un concierto

Se espera que Marc Anthony ofrezca un espectáculo de dos horas en el que interpretará canciones de su prolifera producción discográfica acompañado de una decena de músicos y dos coristas. EFE/Archivotelecinco.es
El cantante puertorriqueño Marc Anthony llegó a primera hora de la mañana de hoy a la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra donde esta noche ofrecerá un concierto, el primero del famoso salsero en este país suramericano.
El artista llegó al aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz cerca de las 7.00 de la mañana, hora local (11.00 GMT) en un avión privado procedente de Estados Unidos y se trasladó directamente a un exclusivo hotel cruceño donde se alojará hasta la hora del concierto, reportaron los medios locales.
El nutrido grupo de periodistas y seguidores que esperaban al cantante en el hotel quedaron algo decepcionados al ver que Marc Anthony llegaba sin su esposa, la también cantante y actriz de origen puertorriqueño Jennifer López.
El conocido como "el rey de la salsa" ofrecerá esta noche uno de los recitales más esperados del año por el público boliviano en el estadio Tahuichi Aguilera.
Se espera que Marc Anthony ofrezca un espectáculo de dos horas en el que interpretará canciones de su prolifera producción discográfica acompañado de una decena de músicos y dos coristas.
Con entradas que oscilan entre 2.000 bolivianos (283 dólares), para el área exclusiva "Premium" y los 60 bolivianos (8,5 dólares) para ingresar en las gradas del estadio cruceño, el concierto se sitúa como el más caro que ha pasado por este país, cuyo salario mínimo está en menos de 78 dólares mensuales.
Según han dado a conocer los productores en los medios locales, el salsero reservó 34 suites de un prestigioso hotel cruceño para hospedarse junto a su delegación y tuvo algunas exigencias como la presencia en su suite de seis botellas de un exclusivo vino estadounidense.
Además de los tres escoltas particulares con los que llegó el artista, 350 guardias privados velarán junto a 300 policías por su seguridad en el hotel, en el camino hacia el estadio Tahuichi Aguilera y durante el concierto.