Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La revolución 'Matrix', diez años después

'The Matrix', la película de los hermanos Wachowski juntó filosofía y ciencia ficción en una combinación explosiva que diez años después es puro cine del siglo XXI.telecinco.es
Revolución 'Matrix'. La película, de los hermanos Wachowski juntó filosofía y ciencia ficción para realizar una obra que se convirtió en un fenómeno cinematográfico. 'The Matrix' obtuvo cuatro premios Oscar y recaudó cifras millonarias en las taquillas. Diez años después el filme mantiene su mística y reúne a miles de seguidores a lo largo del mundo.
Desde la cibernética imagen del comienzo, cuyas letras y números en verde sin orden aparente sirvieron luego como icónico fondo de pantalla para miles de ordenadores, hasta su trepidante y romántico desenlace, 'The Matrix', a pesar de su estreno en 1999, es puro cine del siglo XXI.
Thomas Anderson (Keanu Reeves), alias 'Neo', descubre gracias a Morfeo (Laurence Fishburne) que el mundo en el que vive es una ilusión virtual, fabricada por ordenadores.
En 'The Matrix' los seres humanos son esclavos de las máquinas, que se rebelaron en algún momento de la Historia. La gente, mientras tanto, vive ignorante y feliz en un mundo brillante, perfecto, mientras sus cuerpos son empleados como fuente de energía para mantener el funcionamiento de las máquinas.
La misión de Neo es ser el líder de la lucha por la libertad de la humanidad. Los hermanos Larry y Andy Wachowski, directores y guionistas del filme, condimentaron su obra, con homenajes al cine que aman.
Con los dilemas acerca de la inteligencia artificial, como en 'Terminator', el aspecto visual -pasado por el cyberpunk- que recuerda a 'Blade Runner', el parásito que se introduce en el cuerpo humano, al contrario que en 'Alien' hasta las clásicas persecusiones cinematográficas por los tejados virtuales.
Este "thriller", de atronadora banda sonora y repleto de imaginación, combina las premisas de la ciencia ficción tradicional con una tecnología en efectos visuales nunca vista hasta entonces. Destaca la técnica llamada "bullet-time photography", una extremada ralentización asistida por ordenador que registra hasta 12.000 fotogramas por segundo, usada en escenas como en la que 'Neo' logra esquivar las balas de uno de sus enemigos.
"¿Crees en el destino? " "¿Crees que tienes el control de tu vida?" "¿Qué es la realidad?" Son algunas de las reflexiones que lanza la película a lo largo de sus 130 minutos, antes de que "Neo", convertido en mesías, se dirija susurrante al espectador y emprenda el vuelo. "Vengo a enseñaros un mundo sin reglas, sin controles, sin fronteras... donde todo es posible.ZA