Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secretario general de academias pronostica un futuro "halagüeño" para el español

El secretario general de la Asociación de las Academias de la Lengua Española, el puertorriqueño Humberto López Morales, ha pronosticado hoy en Valladolid un futuro "extraordinariamente halagüeño" para la lengua hispana, oficial en dieciocho países y la cuarta más hablada del planeta.
El 5,7 por ciento de la población mundial utiliza el español, una lengua que se encuentra "ya en la proa del barco" como, a su juicio, demuestra, según las estadísticas demográficas y sociales, el hecho de que en 2050 los Estados Unidos se convertirán "en el primer país hispanohablante del mundo".
Así lo ha asegurado López Morales durante la conferencia inaugural del V Encuentro de Enseñanza del Español, organizado por la Universidad de Valladolid a través de la Cátedra Miguel Delibes y también por la Diputación de Valladolid, con la colaboración de la Fundación Jorge Guillén.
Brasil, por su parte, en tan sólo diez años contará con unos treinta millones de hispanohablantes como segunda lengua, ha añadido el secretario general de las academias antes de recordar, no obstante, cómo la norma general hispánica "no está formada del todo", y cómo en este sentido los medios de información y las academias panhispánicas "tienen mucho que decir".
La amplia dispersión del español comporta la presencia de divergencias entre sus múltiples variedades regionales que principalmente afecta a los niveles medios y bajos del espectro sociocultural, "con abundantes peculiaridades lingüísticas y no sólo léxicas", mientras que dentro del estatus alto el español "es más uniforme, claro y coherente".
López Morales se ha referido en este punto, durante su intervención, a la propuesta del filólogo mexicano Raúl Ávila de elaborar un Diccionario Internacional de la Lengua Española (DILE), con el fin de facilitar un español de veinte naciones "de mayor comprensión y aceptación general".
Más de cinco años de trabajo lleva ya Raúl Ávila en este proyecto que, de forma oficial, no ha sido presentado aún a la Asociación de Academias de la Lengua Española y que incluirá todos los elementos dialectales "vengan de donde vengan", según ha explicado a Efe el secretario general.