Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector náutico pide a Resines que no se frivolice con la fiscalidad del sector, que aporta 5.690 millones

El secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), Carlos Sanlorenzo, ha remitido una carta a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas Española, dirigida a su presidente, Antonio Resines, en la que pide que no se frivolice con la fiscalidad de un sector económico que da trabajo a 115.000 personas y aporta a la economía nacional 5.690 millones de euros.
La ANEN ha enviado esta misiva después de que en la Gala de los Premios Goya, celebrada el pasado 6 de febrero, el presentador Dani Rovira afirmara: "Si a mí me dicen que le van a subir el IVA a los yates, no pasa nada, porque no tengo yate. Pues lo mismo le pasa a Montoro con la cultura", palabras que han causado "un profundo malestar" en el conjunto del sector náutico español.
El sector detalla que "detrás del yate", hay una cadena de trabajo que incluye desde el fabricante del material con el que está construida la embarcación, pasando por los laminadores, soldadores, electricistas, carpinteros, etc., hasta el personal que trabaja en la instalación náutica donde esa embarcación está amarrada, por citar algunos de los puestos de trabajo que esta actividad genera en España, que emplea a cerca de 115.000 personas.
Con su carta, la ANEN pretende dar a conocer una realidad "para evitar que declaraciones hechas desde el desconocimiento, como las que se hicieron el sábado en los Premios Goya, se repitan, pues perjudican enormemente a un sector que lucha por salir adelante tras perder un 70% de su tejido industrial a consecuencia de la crisis", al tiempo que pide respeto.
En la misiva, Sanlorenzo explica la situación fiscal que afecta a la compra de un yate en España que "además del IVA está afecta al impuesto especial de determinados medios de transporte que grava un 12% adicional el valor del barco (lo que sumado al IVA alcanza la cifra del 33% de impuestos en la adquisición de una embarcación), siendo España el país de la Unión Europea que impone una mayor carga de presión fiscal sobre la náutica de recreo".
Asimismo, precisa que un yate puede ser un "gran yate" o una "pequeña embarcación", como lancha, velero, moto náutica, barco de carácter muy familiar, deportivo o de pesca paseo. En este sentido, indica que este tipo de pequeñas embarcaciones de recreo constituyen el 90% del mercado náutico.
"A nosotros, como ciudadanos, nos interesa la cultura y el cine español, nos interesa que se trabaje de manera eficiente y apoyamos sus justas reivindicaciones. Nos gustaría que la industria náutica nacional fuera igualmente respetada y que no se nos estigmatizara al igual que no se hace con la industria de la moda o las joyas --de las que los Premios Goya es un buen escaparate--, con los coches, con las casas, etc", concluye la carta.