Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sector editorial facturó en España 2.257 millones de euros en 2015, un 2,8% más que en 2014

El sector editorial en España facturó en 2015 un total de 2.257,07 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,8% respecto al 2014, aunque todavía sigue un 30,8% por debajo de la facturación de 2008, que fue de 3.185,50 millones de euros.
Esta es una de las principales conclusiones del Análisis del Mercado Editorial en España, que ha sido presentado este miércoles 29 de junio en Madrid por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE).
El presidente de la Federación y de la Asociación de Cámaras del Libro de España, Daniel Fernández, ha valorado esta "recuperación" como una "buena noticia", pero que, por otro lado habría que "matizar". Según ha explicado, este crecimiento viene sustentado por el aumento de ventas del libro de texto y por la recuperación en la venta de novelas en papel.
En este sentido, la novela ha experimentado un crecimiento del 8,8% en su facturación (de 366,96 millones de euros en 2014 a 399,43 millones en 2015). Del total de facturación del sector, la procedente de la novela es de un 17,7%. Dentro de los géneros, los que más han experimentado un aumento han sido la novela policíaca (54,6%) y la erótica (125,3%), según ha informado el director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España, Antonio María Dávila.
En cuanto a los libros de texto, destaca el incremento de libros de texto no universitarios, con una facturación de 838,78 millones de euros, un 12% más que en 2014. También ha aumentado la facturación en los libros de materia científica o técnica en un 16,5%, con 95,34 millones de euros. Según Fernández, el aumento de ventas de los libros de texto se halla en la entrada en vigor de la LOMCE.
DESCENSO DE VENTAS EN LITERATURA INFANTIL
Por otro lado, otros de los datos que destacan del sector en 2015 es la disminución, "por primera vez" según Fernández, de las ventas de literatura infantil y juvenil, que ha experimentado un descenso del 5,9%. Fernández ha calificado la situación de "dramatismo", con lo que reclama "poner el foco" en la educación, ya que asegura que cada vez hay "menos interés" por los libros por parte de los jóvenes. Por este motivo, Fernández considera "fundamental" que haya una "política a favor del libro, que primero debería ser una política educativa".
Asimismo, entre las razones que podrían explicar este descenso, Daniel Fernández opina que podría deberse a una "disminución demográfica en España" o al crecimiento del soporte digital de los títulos infantiles, lo que podría significar, según comenta, que en realidad los nuevos lectores no son "lectores en pantalla". Fernández también cree que el número de niños lectores está disminuyendo, lo que en su opinión sí sería "la mayor preocupación", y que, al margen de la crisis, el libro, tanto en las familias como en algunas escuelas, "está perdiendo su papel central y de prestigio que había tenido siempre".
Otros de los datos negativos es el continuo descenso de la facturación de libros de bolsillo. Tal y como ha explicado Dávila, los libros de bolsillo es uno de los sectores que "más ha descendido", con una facturación que alcanzó los 95,57 millones de euros, un 9% menos que en 2014.
Además, también se ha reducido la tirada media de ejemplares en un 2,7% pese al aumento en la facturación, lo que a juicio de Fernández supone una "paradoja". Los motivos, según Fernández, se encuentran en la auto regulación de la edición y a la aparición de nuevas editoriales que, aunque "enriquecen la biodiversidad", publican muchos títulos de escasa tirada.
En el Análisis presentado por la FGEE también se ha incidido en la literatura en formato digital. Según la vicepresidenta de FGEE y presidenta de la Asociación de Editores de Madrid, Rosalina Díaz, el mundo digital "ha seguido creciendo, pero ya de manera muy moderada", ya que el incremento fue sólo del 4,9% con respecto a 2014, cuando el incremento registrado en 2014 con respecto a 2013 fue del 37,3%.
Aun así, Díaz ha destacado que la oferta legal de libros digitales en España es "muy amplia", lo que a su juicio significa que el sector editorial "ha hecho los deberes".
En cambio, "en comercio exterior las noticias son mejores", según ha declarado Dávila, que asegura que las importaciones han incrementado de 210,90 millones de euros a 227,98 millones.
Asimismo, en el pasado año se vendieron 155,43 millones de libros, un 1,2% más que en 2014 y se editaron 80.181 títulos nuevos y reimpresiones, un 2,1% más. También incrementó en un 5,9% el catálogo de títulos en comercialización y el precio medio se sitúo en 14,52 euros por ejemplar, 0,23 euros más caro que en el ejercicio anterior.
Al margen de las cifras presentadas hoy por la FGEE, Fernández ha manifestado la preocupación por el sector y ha lamentado la pérdida del valor del libro: "No hemos sabido defender que el libro es el gran instrumento de progreso".