Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una selección de trajes de 'Ágora' se expone en el Museo del Traje de Madrid

Una selección de veinte trajes que la directora de vestuario de "Ágora", Gabriella Pescucci, ha realizado para la nueva producción del cineasta Alejandro Amenábar puede verse en la exposición "El esplendor de Alejandría" que se exhibe hasta el próximo 25 de octubre en el Museo del Traje.
El nuevo filme de Amenábar, que se estrena el próximo 9 de octubre, se centra en la historia del Egipto del siglo IV, dominado por el Imperio Romano y sus revueltas religiosas hasta la quema de la biblioteca de Alejandría.
Los ocho trajes de la astrónoma, matemática y filósofa Hipatia -interpretada en la ficción por Rachel Weisz- componen la primera parte de esta exposición, que partiendo desde unos colores claros evolucionan hacia unos tonos oscuros para simbolizar su progreso hacia una mujer más fuerte.
La segunda parte de "El esplendor de Alejandría" muestra una selección de doce diseños de Pescucci que simbolizan las diferentes culturas de la época a través de las ropas oscuras de los parabolanos, el esplendor de los trajes de los sacerdotes, las togas de seda de las clases altas o las túnicas sencillas de lino y lana de los esclavos.
Unos diseños y unos colores que en todo momento, Gabriella Pescucci consultó directamente con Aménabar, porque, según ha declarado hoy durante la presentación de la exposición, su trabajo siempre "está al servicio de la película y del director".
Su labor en esta ocasión ha sido muy grata, porque el cineasta español es una persona "muy especial e inteligente" que está constantemente pensando para tenerlo todo muy claro, ha añadido.
Aunque Pescucci, ganadora de un Oscar por el vestuario de "La edad de la inocencia", de Martin Scorsese, ha subrayado la dificultad de la investigación que ha tenido que llevar a cabo para "Ágora" porque se traslada a una época en la que hay "muchas cosas escritas pero ningún elemento visual".
Por eso, la directora de vestuario ha tenido que documentarse en museos y sobre todo beber de otras fuentes de inspiración para sus creaciones, unas ideas que ha encontrado en los mosaicos romanos, la cultura de la Grecia antigua, el Imperio Bizantino, el estilo romántico inglés del siglo XIX e incluso en los talibanes.
Un trabajo de documentación que, según Pescucci, quien expone sus obras por primera vez en un museo, tiene que llegar "a lo que la película quiere decir", pero siempre pensando que lo que prima sin duda es el largometraje y el vestuario.
"El color es muy importante", ha subrayado Pescucci, quien opina que es "la primera comunicación con el espectador", un elemento que nunca es casual porque es "el primer impacto en el público" y la definición del personaje.