Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los trámites para blindar como BIC "la integridad" de las colecciones de las cajas arrancan la próxima semana

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha ratificado que la próxima semana se iniciarán los trámites para la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del patrimonio cultural de las antiguas cajas de ahorros, lo que permitirá "blindar su integridad" y la "máxima protección" de las más de 7.000 piezas que conforman este conjunto artístico, de más de mil autores gallegos.
Además de garantizar la "integridad" de las colecciones, que incluyen obras de artistas tan relevantes como Antonio de Puga, Serafín Avendaño, Manuel Colmeiro, Luis Seoane, Castelao o Laxeiro, entre otros, Feijóo ha subrayado que su declaración como BIC "impedirá el desmembramiento" del conjunto artístico y "fomentará su disfrute".
Así, la próxima semana el Diario Oficial de Galicia (DOG) y el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicarán tres expedientes paralelos que permitirán otorgar "la máxima protección legal" a las más de 5.600 obras que componen la colección de arte de la Fundación Novacaixagalicia; de más de 1.300 obras de la de Novagalicia Banco; y de un importante fondo bibliográfico y documental de Novagalicia, formado por diversos incunables y abundantes obras del siglo XVI y XVII.
Según Núñez Feijóo, la declaración de BIC "obliga" a informar a la Administración de "toda gestión, intervención o actuación" sobre los mismos y determina el deber de notificar a la Xunta toda pretensión de venta, pudiendo ejercer ésta el derecho de tanteo o de retracto.
Asimismo, permite contar con una base "más sólida" para el ejercicio de las facultades de inspección y compilación de datos; y sirve de "base cierta" para el control de las exportaciones y, en su caso, para su restricción por parte de la Administración del Estado.
El presidente ha concluido que este conjunto artístico es "único" por la calidad de las obras y por el "alcance simbólico y representativo" de la evolución del arte gallego, por lo que es necesario "protegerlo". El procedimiento para su declaración como BIC "permitirá verificar oficialmente con criterios científicos, académicos y técnicos" la relevancia de estas colecciones.