Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un adolescente se gasta 450 dólares en regalar un clavel a 834 chicas de su colegio

Hayden Godfreytelecinco.es

Hayden Godfrey, un joven de 17 años de Utah, ha tenido una de las inciativas más enternecedoras que se recuerdan en San Valentín. El chico, al ver que muchas de sus compañeras no recibían ningún regalo el Día de los Enamorados, ha querido tener el detalle de obsequiar a cada una de ellas con un clavel.

Para muchos San Valentín es una celebración creada por las grandes marcas como una estrategia de marketnig y publicidad que les asegurá un repunte en las ventas de febrero, pero para un adolescente de Utah, como para otros muchos, significa el día en el que puede mostrar todo el amor que llevan dentro. Hayden Godfrey, de 17 años, tiene tanto amor que repartir que no sólo regaló un clavel a su novia, sino que decidió regalar una flor a cada una de las 834 alumnas de su colegio mayor.
Tamaño gesto le llevó a gastarse todos los ahorros que había acumulado en los dos últimos años. Durante este tiempo trabajó en la cocina de un Macdonald, después como lavaplatos de un restaurante mexicano y por último, los últimos meses, como vendedor de comestibles. Su duro trabajo tuvo recompensa y consiguió atesorar 450 dólares, que no tuvo inconveniente en convertirlo en casi un millar de sonrisas.
Según declaró su madre a la cadena estadounidense ABC, el romanticismo de su hijo viene de lejos, ya que la idea le surgió en el colegio cuando vió que algunas de sus compañeras se entristecían al no recibir un clavel por San Valentín, "eso le rompió su corazón", cuenta su madre. Con el objetivo de cambiar lágrimas por sonrisas, Godfrey comenzó hace 3 años a enviar anónimamente flores a sus amigos y conocidos. El proyecto cada año se hizo más grande, llegando cada vez a más personas hasta que este 14 de febrero decidió abarcar a todo su Instituto.
Todo su entorno le ha apoyado
El joven adolescente no ha trabajado solo en esta empresa, sino que ha contado con la ayuda de sus padres, los cuáles le prestaron su furgoneta para transportar la romántica carga; de 20 amigos que le ayudaron a repartir y, durante tres semanas, cortar a la medida exacta los claveles; de su novia que lejos de estar celosa siempre le ha apoyado y hasta del director del centro, el señor Curt Hanks, que le reveló la cantidad exacta de alumnas del colegio mayor. 
Claveles
Tal acontecimiento ha sido difundido por el propio Godrey en Facebook con el siguiente mensaje: "Así que hice una cosa hoy. Hoy entregué 900 claveles, uno para cada niña de SVHS y valió totalmente la pena. No creo que haya algo que pueda compararse con ver a todas las chicas de tu vida sostener una flor mientras caminan por los pasillos". Su romántica y desinteresada acción ha conmovido a un gran número de usuarios de la red social, alcanzando su publicación más de veintemil "Likes", pero lo que es más importante, puede que haya animado a otra persona a convertirse en el siguiente cúpido humano.